La compañía estadounidense Amazon anunció este jueves que su plataforma ya no estará disponible para vendedores a terceros en China a partir del próximo 18 de julio, lo que supone su derrota en el país asiático ante gigantes del comercio electrónico como Alibaba y JD.com, informa The Verge.

No obstante, la empresa fundada por Jeff Bezos planea permitir que los clientes chinos compren en versiones internacionales de su página web, incluidos los mercados de EE.UU., Reino Unido, Alemania y Japón. Asimismo, Amazon afirma que está revaluando su estrategia de cumplimiento en el país asiático para satisfacer las necesidades de esta nación.

“En los últimos años hemos estado evolucionando en nuestro negocio minorista en línea en China para enfatizar cada vez más las ventas transfronterizas”, explicó Amazon a The Verge, subrayando que obtuvieron una gran respuesta por parte de los clientes chinos. “Su demanda de productos auténticos y de alta calidad de todo el mundo continúa creciendo rápidamente y, dada nuestra presencia global, Amazon está bien posicionada para atenderlos”, añadió la firma estadounidense.

Posible fusión con Kaola 

Miles de empleados de Amazon escuchan a los usuarios de Alexa que hablan con el asistente virtual

Por otro lado, Amazon hace hincapié en que mantendrá sus servicios de venta a través de la nube Amazon Web Services, así como de Kindle y el contenido de libros electrónicos. Además, seguirá siendo accesible para terceros vendedores en China que quieran abastecer a compradores de todo el mundo. De momento, la compañía de Bezos tiene la intención de seguir funcionado con una versión ‘Prime’ más limitada y económica que excluya ventajas en pedidos de videos.

Amazon, que opera en China desde principios de la década pasada, representa el 6% del mercado chino en cuanto a comercio electrónico. Sin embargo, tras casi dos décadas de servicios ve que no puede competir con algunos de sus rivales locales, cuyos gastos de envío son muy bajos, en ocasiones incluso gratuitos. La compañía estadounidense no cobra costes de envío solo cuando el precio del pedido oscila entre los 8,79 y los 29,81 dólares, y dependiendo de si el artículo se incluye en el servicio ‘Prime’.

Según The Wall Street Journal, Amazon podría fusionarse en China con Kaola de NetEase, una plataforma de comercio electrónico que vende todo tipo de productos, desde pañales a auriculares. Aunque si la fusión se concreta, la compañía estadounidense tendría que operar en el gigante asiático bajo el nombre de Kaola.

Publicidad