Ex representantes de países sudamericanos en el BID confirmaron a El Economista que se abstuvieron de votar 16 países, Argentina, Perú, Chile, México, Trinidad y Tobago, Costa Rica y los países de la Unión Europea que participan en el BID como no prestatarios: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Esolvenia; España, Italia, Portugal y Francia.

El triunfo del candidato estadounidense Mauricio Claver Carone en las elecciones para encontrar al nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) generó división en la región de América Latina y el Caribe desde junio.

A pesar que llegó como candidato único a la elección programada para el sábado 12 de septiembre, Claver Carone fue electo por mayoría con el 66.9% de los votos donde hay 23 de los 30 países de la región apoyándole.

Ex representantes de países sudamericanos en el BID confirmaron a El Economista que se abstuvieron de votar 16 países, Argentina, Perú, Chile, México, Trinidad y Tobago, Costa Rica y los países de la Unión Europea que participan en el BID como no prestatarios: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Esolvenia; España, Italia, Portugal y Francia.

Juntos, suman un poder de voto del 30.59 que no hacía diferencia para limitar la fuerza de los votos a favor.

Del mes de junio a septiembre, eran tres los países que habían manifestado su interés de liderar al organismo: Costa Rica, con la expresidenta del BID, Laura Chinchilla como aspirante; Argentina, con el ex miembro de cancillería, Gustavo Beliz y el hoy virtual presidente, Claver Carone.

La aspirante de Costa Rica bajó su nominación el pasado 3 de septiembre, mientras el de Argentina lo hizo el 10 del mismo mes, convocando a la abstención regional por la ruptura de la norma no escrita, donde el BID debía ser liderado por un latinoamericano.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló desde febrero su intención de apoyar al candidato argentino en la contienda. Y fue el único voto firme que sumó aquel país, con lo que mantener la postulación, le habría dejado sólo con 18% del poder de voto del 51% que requería para ganar. A diferencia de Beliz, Claver Carone realizó campaña en varios países de Sudamérica.

Te puede interesar: Prevén afectación a ‘bancos chicos’ para fines de año

Decisión fragmentada

El triunfo del candidato estadounidense a la presidencia del BID rompe por primera vez un acuerdo multilateral generado después de la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo con el profesor e investigador de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana, Gabriel Pérez del Peral.

Tras la fundación del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial y la del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se acordó que Europa lideraría al FMI, Estados Unidos al Banco Mundial y Latinoamérica al BID. “Se trató de un compromiso que desde entonces, hace más de 70 años, había legitimado precisamente el liderazgo de Estados Unidos”, aseveró.

Entrevistado por El Economista, previo a la elección, el experto consideró que lo que está buscando el presidente Donald Trump impulsando esta candidatura, es colocar a personas de su total confianza en puestos estratégicos.

Como se recordará, Estados Unidos también ha postulado a Christopher Liddel, jefe adjunto de Gabinete en la Casa Blanca para liderar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cargo que dejará vacante el mexicano José Ángel Gurría el próximo mes de junio de 2021, al terminar su tercer periodo al frente.

México no quiso liderar

El pasado 23 de agosto, El Economista entrevistó al candidato de Estados Unidos a la presidencia del BID. Ahí, el entonces asesor de la Casa Blanca para asuntos de la región, confirmó que Estados Unidos se vio orillado a nominar un candidato a la presidencia del Banco cuando México declinó hacer una propuesta.

“Mi candidatura no fue una historia de Estados Unidos. Nosotros (la Casa Blanca) pedimos al gobierno mexicano que nominara a algún candidato. Esto fue en diciembre pasado. Incluso decidieron no apoyar una lista de candidatos y se decantaron en febrero por el aspirante de Argentina (Gustavo Beliz)”, explicó.

Claver Carone, actual candidato de Estados Unidos a la presidencia del BID, refirió que al iniciar la pandemia a finales de enero, ya había 12 aspirantes a liderar al Banco en diferentes partes de la región y ninguno tenía la fuerza para generar una cohesión para la candidatura regional.

Funcionarios del BID confirmaron que incluso Estados Unidos presentó una lista de posibles candidatos mexicanos para el cargo y que el presidente del país la declinó. Entre ellos se encontraban tres mujeres: Graciela Márquez Colín, actual secretaria de Economía; Alicia Bárcena, actual secretaria ejecutiva de la Cepal y Vanessa Rubio, ex subsecretaria de Hacienda.

Publicidad