Al segundo trimestre del año, la cartera de crédito de Santander México fue de 652 mil 251 millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 10.6 por ciento respecto al mismo trimestre de 2017, esto es 62 mil 341 millones más y 3.4 por ciento superior a la reportada en el primer trimestre de este año.

En un comunicado, la institución reportó que su utilidad neta registrada de abril a junio alcanzó cinco mil 171 millones de pesos, lo que representa un incremento interanual del 12.1 por ciento y un incremento secuencial del 9.4 por ciento.

El índice de capitalización de Banco Santander México, al cierre del lapso referido, fue de 15.52 por ciento, comparado con el 16.17 por ciento y 15.71 por ciento al segundo trimestre de 2017 y el primer trimestre de este año, respectivamente.

Respecto a los depósitos, Santander puntualizó que crecieron 13 por ciento respecto al segundo trimestre de 2017 y 5.0 por ciento respecto al primer trimestre de este año, representando el 84.8 por ciento del total de nuestras fuentes de fondeo.

De abril a junio pasados, la estimación preventiva para riesgos crediticios fue de cuatro mil 667 millones de pesos, mostrando un decremento interanual de 574 millones de pesos u 11 por ciento respecto del segundo trimestre de 2017 y un decremento de 279 millones o 5.6 por ciento, respecto del primer trimestre de este año.

De igual forma, Santander informó que avanza en su proceso de inversión por más de 15 mil millones de pesos que cubre de 2017 hasta 2019.

Puntualizó que al segundo trimestre del año, los clientes llegaron a más de 16 millones con un crecimiento de 13 por ciento y los cajeros automáticos alcanzaron los siete mil 778 con un crecimiento de 10.9 por ciento, ambos de forma interanual.

Las oficinas y sucursales sumaron mil 376, cifra que ya no incluye oficinas de casa de bolsa dado el cambio de Grupo Financiero Santander a Banco Santander México, ocurrido en enero de este año.

Publicidad