La crisis sanitaria causada por la pandemia del COVID- 19 ha provocado falta de liquidez entre las empresas de la mayoría de los sectores económicos en México, lo que genera retrasos en los pagos y aumenta el monto de los llamados pagos ‘incobrables’, afirmó la aseguradora de crédito española, Atradius.

De acuerdo con la firma, los retrasos en los pagos entre empresas en México aumentaron de 43 a 47 por ciento del valor total de las ventas a crédito, mayor a la que registraron los socios comerciales del país, de 39 por ciento en Canadá y de 43 por ciento en Estados Unidos.

Te puede interesar: IP demanda más apoyos para la recuperación económica

La firma, con 50 años en presencia en México, aseguró que el porcentaje de facturas que no se pagan a tiempo se duplicó de 6.0 por ciento reportados el año pasado, a 15 por ciento del valor total de las ventas en este año, lo que ocasionó un efecto dominó en toda la cadena de suministro, así como retraso en los pagos de proveedores.

“La pandemia por el COVID-19 provocó una falta de liquidez en las empresas y esto llevó a retrasos en los pagos de las facturas más allá de las fechas de vencimiento. El valor total de los pagos pendientes aumentó en 4.0 por ciento interanual y los días cartera promedio se mantienen en 62 días, muy por encima del promedio regional de 45 días”, reveló Karel van Laack, director general de Atradius en México.

Precisó que los sectores con mayores problemas de facturas vencidas son la industria química, con un 41 por ciento; la acerera, con 52 por ciento; y la papelera, con 55 por ciento del valor total facturado.

Informó que para enfrentar la crisis se observó un aumento en el uso de crédito comercial para pagar facturas, pues el valor total de las ventas entre empresas que se hacen con préstamos de la banca subió siete puntos porcentuales, de 45 por ciento de 2019 al 52 por ciento en lo que va de 2020.

Publicidad