El Banco de México redujo la expectativa de crecimiento económico para el país a un rango de 0.2 a 0.7% en comparación con una estimación previa de 0.8 a 1.8%.

En su reporte trimestral, el banco central adelantó que en el corto plazo la economía mexicana muestra signos de recuperación en el ritmo de crecimiento, aunque estos movimientos serán graduales.

En otro tema, el Banxico redujo las expectativas de inflación para el cierre de este año a 3.2%, desde 3.7%, debido a que los precios del sector energético y el agropecuario se comportan de mejor manera a la esperada.

Añadió que para el cierre de agosto prevé que el Índice Nacional de Precios al Consumidor se ubique cerca del objetivo, es decir 3%.

Con información de El Sol de México

Publicidad