Este miércoles, el peso cerró con una apreciación de 0.62 por ciento o 12.6 centavos, para situarse en cerca de 20.24 pesos por dólar, informó Banco Base.

De acuerdo con la entidad financiera, esta recuperación se debió a un debilitamiento generalizado del dólar estadounidense ante la especulación de que la Reserva Federal (Fed) podría frenar el ritmo de incrementos a la tasa de interés en 2019, por la posibilidad de que la inflación se estabilice alrededor de 2.0 por ciento en un futuro cercano.

Además, señaló que el intento por parte de 11 senadores del Partido Republicano al presidente Donald Trump para acelerar el proceso de ratificación del T-MEC antes del inicio de la nueva legislatura del Congreso, no tuvo un efecto observable sobre el tipo de cambio.

Lo anterior se debió a que el presidente del Comité de Finanzas del Senado, quien también es republicano, precisara tal petición como no realista, pues el T-MEC todavía se encuentra en revisión.

Base mencionó que aunque el tipo de cambio permanece estable, mañana no se puede descartar un incremento en la volatilidad, ya que se prevé una baja en la liquidez del mercado cambiario por ser día inhábil en Estados Unidos, debido a la celebración del Día de Acción de Gracias.

En cuanto a indicadores económicos, este jueves se espera la publicación de la inflación en México correspondiente a la primera quincena de noviembre.

Para la entidad financiera, la inflación se ubicaría en una tasa anual de 4.72 por ciento, mientras que la inflación quincenal se situaría en 0.77 por ciento.

De igual forma, consideró poco probable que la expectativa de otro incremento a la tasa de interés del Banco de México en diciembre se vea afectada por la lectura de inflación de la primera quincena de diciembre.

En este contexto, el dólar libre se vendió hasta en 20.61 pesos, con una variación a la baja de 17 centavos en comparación con el cierre de ayer, y se adquirió en un precio mínimo de 19.10 pesos en sucursales bancarias capitalinas.

 

Publicidad