El presidente anuncia que cuando se termine la construcción la nueva refinería de Dos Bocas,Tabasco, bajará el precio de los combustibles.

Al reiterar participar en el diálogo con la comunidad de Hospital Rural de Huajuapan, López Obrador se comprometió a no aumentar los impuestos ni las gasolinas, en términos reales este año y el próximo.

“Cuando tengamos la nueva refinería vamos a bajar los precios en los combustibles”, destacó.

En este lugar dijo que su gobierno recibió una deuda pública de 10 billones de pesos, deuda que genera 700 mil millones de pesos de intereses.

Publicidad