De enero a agosto de 2018, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) registraron un déficit de 270.5 mil millones de pesos, de acuerdo con la meta anual de un déficit de 2.5 por ciento del Producto Interno bruto (PIB), informó la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con los resultados sobre la situación financiera del sector público al mes de agosto, que la dependencia entregó al Congreso de la Unión este día, de enero a agosto de este año “los principales balances de finanzas públicas fueron mejores que lo programado”.

La dependencia apuntó que el balance público presentó un déficit de 230.8 mil millones de pesos, menor al programado de 369.3 mil millones de pesos.

Asimismo, el balance primario registró un superávit de 151.4 mil millones de pesos, el cual se compara con el superávit primario previsto en el programa de 24.7 mil millones de pesos.

Explicó que durante el periodo referido, los ingresos presupuestarios fueron superiores al programa en 304.9 mil millones de pesos; a su interior destaca el crecimiento de los ingresos petroleros y de los tributarios sin IEPS de combustibles, que aumentaron 10.9 y 3.4 por ciento real anual, respectivamente.

En cuanto a las aportaciones a los fondos de estabilización en febrero de 2018, con cargo a ingresos excedentes de 2017, resultaron en un gasto neto presupuestario superior al programa en 183.3 mil millones de pesos.

Con este comportamiento, añadió, el gasto presupuestario registró un crecimiento real respecto al mismo periodo de 2017 de 4.0 por ciento, el cual reflejó un aumento de 1.2 por ciento real en el gasto programable, y de 11.7 por ciento real en el no programable.

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público indicó que al mes de agosto de 2018, la deuda neta del Gobierno Federal se ubicó en siete billones 718.5 mil millones de pesos, y la deuda neta del Sector Público se situó en 10 billones 310.6 mil millones de pesos.

Mientras que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) ascendió a 10 billones 166.5 mil millones de pesos.

Subrayó que estos niveles son consistentes con los techos de endeudamiento aprobados por el H. Congreso de la Unión para 2018, y se refrenda que la deuda pública como proporción del PIB continuará mostrando una trayectoria decreciente al cierre de 2018.

Publicidad