El Grupo Banco Mundial habrá comprometido 2,000 millones de dólares en financiamiento para fines de abril para vacunas COVID-19 en unos 40 países en desarrollo, dijo el viernes el director gerente de Operaciones del organismo, Axel van Trotsenburg.

Los 2,000 millones de dólares son parte de un fondo común de unos 12,000 millones de dólares que el Banco Mundial ha puesto a disposición en general para el desarrollo, distribución y producción de vacunas en países de ingresos bajos y medianos, dijo van Trotsenburg en un foro de la institución.

Te puede interesar: Euro 2020: habrá afición en 8 sedes

David Malpass, presidente del Banco Mundial, dijo en comentarios por separados al comité de desarrollo del prestamista que el banco espera que esto se expanda a 4,000 millones de dólares en compromisos en 50 países para mediados de año.

Pero funcionarios de salud pública en el mismo foro advirtieron que una carrera entre el coronavirus y las vacunas destinadas a detenerlo podría perderse si el ritmo de las vacunaciones en el mundo en desarrollo no se acelera.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que las vacunas existentes podrían volverse ineficaces si el virus continúa propagándose y mutando.

“Incluso aquellos países que tienen una alta cobertura de vacunas no estarán seguros porque las nuevas variantes que pueden no ser detenidas por las vacunas que tenemos, invadirán los países que pueden tener incluso el 100% de cobertura en unos pocos meses”, aseguró.

Tedros pidió más voluntad política para impulsar la producción de vacunas contra el COVID-19 y compartir suministros, incluso a través de una estancada exención de propiedad intelectual sobre las vacunas a través de la Organización Mundial del Comercio.

El Acuerdo sobre los Aspectos Relacionados con la Propiedad Intelectual de la OMC, o la exención de los ADPIC, fueron el “elefante en la habitación” que frenó la producción de vacunas, dijo Tedros, y agregó que estaba orientado a emergencias como la pandemia de coronavirus.

“No hemos visto ninguna emergencia como esta en nuestra vida. Si no podemos usarlo ahora, ¿cuándo lo vamos a usar?”, preguntó Tedros. “La madre de todos estos cuellos de botella es la falta de voluntad política”.

Publicidad