La Junta de Gobierno del Banco de México decidió, de forma unánime, recortar su tasa clave en 25 puntos base a 7.00%.

En su informe, argumenta que el balance de riesgos económicos globales sigue con sesgo a la baja, incluyendo efectos de brote de coronavirus.

Señala que la inflación subyacente continúa mostrando resistencia a disminuir y estima que las inflaciones general y subyacente serán moderadamente superiores a proyecciones previas.

Además, anticipa menor crecimiento del PIB para 2020.

La Junta de Gobierno dice que, entre los riesgos de alza para la inflación están los aumentos salariales y el deterioro en las finanzas públicas.

Aclara que decidió recortar la tasa clave por los niveles de inflación general y mayor amplitud condiciones de holgura de economía.

Publicidad