El Banco de México (Banxico) aplicó un cuarto aumento consecutivo a la tasa de interés de referencia, ante el repunte en la inflación y un deterioro en las expectativas, y los analistas ajustaron al alza sus pronósticos para la tasa y esperan que el ciclo de alzas se extenderá el próximo año, hasta alcanzar niveles de 6.0 e incluso de 7.0 por ciento.

La autoridad monetaria subió la tasa 25 puntos base a 5.0 por ciento, acorde con las expectativas del mercado, en una decisión 4 a 1, donde el subgobernador de Banxico, Gerardo Esquivel, votó por mantener la tasa en 4.75 por ciento.

Te puede interesar: ¿Militarización? Fuerzas armadas ganan en el Presupuesto de Egresos de 2022

Anuncios

Además, el banco central elevó los pronósticos de inflación, principalmente para el corto plazo, y si bien reiteró que las presiones son transitorias, advirtió que su impacto aún es incierto.

“Se considera que los choques que han incidido en la inflación son principalmente transitorios. No obstante, el horizonte en el que podrían afectarla es incierto, han impactado a un amplio tipo de productos y su magnitud ha sido considerable, aumentando los riesgos para la formación de precios y las expectativas de inflación”, apuntó Banxico en su comunicado.

El banco central espera que para el cuarto trimestre de este año la inflación se ubique en 6.8 por ciento, frente al 6.2 que estimó previamente.

Mantendrá pasó de 25 puntos

Eduardo Suárez Mogollón, vicepresidente de análisis económico para América Latina de Scotiabank, consideró que el ajuste de Banxico fue una decisión correcta, ya que “hay una economía con una dinámica muy compleja y hasta contradictoria, tenemos una economía que está desacelerando en el último trimestre. Además estamos viendo un inicio situaciones inflacionarias que no son solamente atribuibles a la oferta y demanda”, dijo en entrevista con El Financiero.

Estima que la tasa de interés alcance un 6.0 por ciento el próximo año, acorde con un nivel considerado neutro, pero podría cerrar un poco más arriba si el banco central es un poco pasivo en el proceso de subir la tasa.

William Jackson, economista jefe de mercados emergentes Capital Economics, señaló que por ahora hay poca evidencia de que Banxico tenga el apetito de aumentar el ritmo de ajustes en la tasa. “Seguimos pensando que se moverá en pasos de 25 puntos base, con el ciclo de ajuste terminando con la tasa de política en 6.0 por ciento”, indicó.

Joel Virgen, economista en jefe de Out of the Box economics, anticipa que continuarán los ajustes al alza en la tasa de referencia, hasta alcanzar un nivel de 7.25 por ciento en 2022.

“Tras la decisión, ajustamos nuestra trayectoria esperada para la tasa de referencia. Mantenemos la visión de un alza de 25 puntos en diciembre, cerrando este año en 5.25 por ciento. Para 2022 esperamos alzas acumuladas de 125 puntos llevándola a 6.50 por ciento”, indicaron por su parte analistas de Banorte.

Joan Domene, analista de Oxford Economics, espera un aumento de 25 puntos en la tasa para diciembre, y espera una orientación más moderada para el próximo año, a raíz de la normalización de la inflación.

Ricardo Aguilar, economista en jefe de Invex, prevé otro incremento de 25 puntos a la tasa en la última reunión de 2021 y al menos tres aumentos más de la misma magnitud en la primera mitad de 2022.

Jessica Roldán, directora de análisis económico de Finamex Casa de Bolsa, dijo que el anuncio de Banxico reafirma la expectativa de otro incremento de 25 puntos en diciembre.

Ello, a menos que aparezcan nuevos choques en el panorama que hagan que la expectativas sobre la trayectoria de inflación futura de Banxico se modifique de manera importante, o que empiece a permear la sensación de que las expectativas de inflación en el más corto plazo están fuera de control, lo que por el momento descartamos”.

Publicidad