El presidente Joe Biden dijo este sábado que Estados Unidos tiene formas de lidiar con los altos precios del petróleo, después de que la OPEP y sus aliados rechazaron los pedidos de Washington de bombear más crudo.

“Hay otras herramientas para tratar con otros países en el momento apropiado”, sostuvo Biden cuando un reportero de la Casa Blanca le preguntó si autorizaría una venta de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos.

La OPEP+, un grupo de productores que incluye a Arabia Saudita, Rusia y otros países, desoyó el jueves el pedido de Estados Unidos de ir más allá de su plan para aumentar la producción de petróleo en 400,000 barriles por día a partir de diciembre.

Anuncios

Los precios del petróleo han superado los 80 dólares por barril, lo que elevó los precios del combustible para los consumidores.

Te puede interesar: Más de la mitad de hogares en México ya andaba endeudado antes de la pandemia

“No anticipo que la OPEP responderá, que Rusia y/o Arabia Saudita responderán”, dijo Biden. “Van a bombear un poco más de petróleo. Si bombean suficiente petróleo es una cosa diferente”.
Considera la adopción de su plan de infraestructura como “un avance colosal”

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, saludó este sábado la adopción de su gigantesco plan de inversiones en infraestructura, considerándolo “un avance colosal” logrado tras meses de complicadas negociaciones.

Afirmó que promulgaría esta ley “pronto”, por un monto de 1.2 billones de dólares, que recibió el aval definitivo del Congreso estadounidense el viernes por la noche, con el apoyo de la gran mayoría de demócratas pero también de un puñado de republicanos.

“A todos aquellos que se sienten abandonados y marginados por una economía que cambia tan rápidamente: esta ley es para ustedes”, aseguró el presidente demócrata, y dijo que los empleos que se crearán a partir de esta norma “no necesitarán diploma universitario”.

También se comprometió a hacer que el Congreso vote su plan de reformas sociales y ecológicas, aún bloqueado por las divisiones internas en el campo demócrata.

“Seré claro: vamos a aprobarlo en la Cámara de Representantes y vamos a aprobarlo en el Senado”, afirmó, estimando que el proyecto de ley “Build Back Better” (Reconstruir mejor), por un monto de 1,7 billones de dólares, sería una “inversión histórica”.

Interrogado acerca de la razón de su optimismo, Biden respondió sonriente: “Yo”.

Publicidad