El presidente Joe Biden promulgó el jueves el paquete de estímulos por 1.9 billones de dólares, conmemorando el primer aniversario de las cuarentenas en Estados Unidos por la pandemia de coronavirus con un medida diseñada para brindar alivio a los estadounidenses e impulsar la economía.

La Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, dio la aprobación final del Congreso a la medida el miércoles, otorgando al presidente también demócrata una gran victoria en los primeros meses de su mandato.

“Esta legislación histórica trata de reconstruir la columna vertebral de este país”, dijo Biden antes de la promulgación.

Te puede interesar: Biden entrega a los mexicanos lo que AMLO les niega

Biden lo hizo antes de un discurso en horario estelar que planea para más tarde el jueves para conmemorar el aniversario de las cuarentenas, instar a la vigilancia mientras se combate la pandemia y ofrecer esperanza en medio de un número creciente de personas vacunadas en todo el país.

La firma de la ley por parte de Biden, llamada Plan de Rescate Estadounidense, estaba programada inicialmente para el viernes, pero el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, dijo que se adelantó después de que llegó a la Casa Blanca el miércoles por la noche.

“Queremos avanzar lo más rápido posible”, publicó Klain en Twitter. De todas formas, el viernes habrá una celebración con los líderes del Congreso, dijo.

El paquete proporciona 400,000 millones de dólares para pagos directos de 1,400 dólares a la mayoría de los estadounidenses, 350,000 millones de dólares en ayuda a los gobiernos estatales y locales, una expansión del crédito fiscal para niños y un mayor financiamiento para la distribución de la vacuna COVID-19.

Casi 530.000 personas han muerto a causa del COVID-19 en Estados Unidos y alrededor del 10% de los estadounidenses han sido completamente vacunados.

Biden dijo el miércoles que usaría el discurso de las 20,00 hora local (0100 GMT del viernes) para discutir “lo que hemos atravesado como nación este último año” y exponer la siguiente fase de la respuesta del gobierno contra el COVID-19.

Publicidad