El uso del bitcoin en el sector financiero se extiende más allá de su papel como relevante activo de inversión. La empresa argentina Bitex vio en la cadena de bloques una oportunidad para mejorar los pagos internacionales. Trabajar durante cinco años con esa creencia permitió a la compañía a lograr la primera exportación liquidada con bitcoin.

En entrevista con El Economista, Manuel Beaudroit, cofundador de Bitex, aseguró que el logro de la empresa es sólo una parte de su búsqueda por promover la inclusión de la tecnología blockchain en los servicios financieros con ayuda del bitcoin. Su objetivo es dar a los usuarios una alternativa más rápida y menos costosa que la red SWIFT para transferencias internacionales.

“Nosotros ponemos nuestros ojos en el mercado B2B (business to business). Tenemos un enfoque sobre todo hacia las pequeñas y medianas empresas (pymes). Las pymes mueven gran parte de la economía, sin embargo, el sector financiero se mantiene en deuda con ellas. En Bitex buscamos darles una solución para realizar pagos internacionales”, dijo Beaudroit.

Bitex ofrece facilitar las transferencias internacionales, sin importar si se trata de cuentas de diferentes bancos. La tecnología blockchain permite eliminar el factor que representan los intermediarios para la aprobación de los pagos, que tiene un costo temporal de hasta un mes por transferencia. Las operaciones de Bitex demoran alrededor de una hora.

La primera exportación saldada con ayuda de la criptomoneda bitcoin se hizo en febrero a través de Bitex, entre una empresa de Paraguay y una compañía de Argentina. El pago se realizó en guaraníes, después se convirtió en bitcoin para el proceso y la empresa que lo cobró recibió el monto en dólares estadounidenses, con una demora inferior a una hora.

“Queremos mejorar y facilitar la relación con proveedores en las actividades de exportación. La velocidad de las transferencias internacionales con blockchain permite crear nuevos modelos de negocio y esto también se debe a mejores costos. Los pagos inician en moneda local y pasan a bitcoin para luego ser recibidos en otra parte del mundo en otra moneda”, destacó.

Beaudroit añadió que el movimiento no está expuesto a la volatilidad del bitcoin. Después de un proceso de alta de las partes, en el que se verifican la cantidad depositada y el monto que recibirá el destinatario, pasa por la cadena de bloques y en menos de una hora la transferencia se completa. Tampoco está expuesto a la volatilidad del tipo de cambio entre una y otra divisa.

Publicidad