La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) informó que durante el mes de septiembre la venta al mayoreo de vehículos pesados cayó 26.3 por ciento, al pasar de 3 mil 737 a 2 mil 754 unidades con respecto al mismo mes del año pasado.

Durante dicho mes, la venta al menudeo de vehículos pesados y comerciales alcanzó las 3 mil 431 unidades, que comparadas con las comercializadas durante el mismo mes de 2018, significan una disminución del 0.9 por ciento.

En lo que se refiere a las ventas acumuladas al mes de septiembre, ANPACT dio a conocer que la venta al mayoreo alcanzó las 31 mil 606 unidades, lo que representa un aumento del 10.7 por ciento, si se compara con las 28 mil 539 unidades comercializadas durante el 2018. Por otra parte, en lo que va del año, las ventas acumuladas al menudeo registraron un total de 31 mil 809 unidades, lo que representa un incremento de 7.5 por ciento.

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la ANPACT argumentó que “la disminución en las ventas da cuenta de la desaceleración en la renovación de la flota. Como se pronosticó hace unas semanas, estamos ante un escenario de incertidumbre frente al cambio tecnológico que detiene las decisiones de inversión de los transportistas. La falta de disponibilidad de diésel UBA en el 100 por ciento del territorio nacional y el salto tecnológico programado para el 2021 están teniendo efectos sobre la venta de unidades”, aseguró a través de un comunicado.

Hace unas semanas ANPACT, junto a otras asociaciones del sector transporte, informó que la falta de diésel UBA en todo el territorio nacional representa un reto, ya que la tecnología vigente EPA07/Euro V tiene la posibilidad de funcionar con diésel regular, pero el siguiente salto (EPA10/EuroVI) que se efectuará en 2021, requiere de forma indispensable de DUBA.

“No se tiene certeza de que el primero de enero de 2021 se contará con diésel limpio, por lo que hemos planteado la opción de ajustar la NOM-044 SEMARNAT 2017 para que ambas tecnologías EPA07/EuroV y la más avanzada, EPA10/EuroVI, convivan hasta que se tenga dicho combustible. Es importante capitalizar los avances tecnológicos que nos permitan ir hacia delante sin detener la renovación vehicular, la industria de vehículos pesados mantiene su compromiso con la sociedad y la calidad del aire. Hay que dar pasos firmes en la dirección correcta”, finalizó Elizalde.

Publicidad