La ITM ha jugado y sigue jugando un importante papel para lograr una mayor presencia y penetración continua del tema central de la digitalización en cuanto a los retos, oportunidades y soluciones, así lo consideró Andreas Müller, director general adjunto de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA) en entrevista con El Economista.

“La ITM crea una plataforma y entra en un diálogo entre industria privada, gobierno y academia. Un tema central para la industria alemana es la generación de técnicos especializados para los procesos de producción cada vez más complejos. Principalmente, el tema de mantenimiento de maquinaria avanzada es crucial para toda la industria manufacturera.

“En el marco de la feria de Hannover Messe en México, se organiza la Cumbre de Educación Dual con las principales organizaciones empresariales de Alemania DIHK, CAMEXA y BKU/AFOS”.
Expectativa

Te puede interesar: Testigo de lujo: exhiben a Emilio Lozoya dándose la ‘buena vida’

“Esperamos la llegada de nuevas inversiones sobre todo en el sector automotriz ya que las armadoras se ven ante la necesidad de cumplir con los nuevos requisitos de producción regional establecidos en el T-MEC.
Educación

Andreas Müller consideró que el papel de las universidades para el trabajo es ayudar a crear una cultura Industria 4.0, formando mentes flexibles y familiarizados con estos conceptos y para la implementación de los mismos.

“En un ambiente de continuo cambio, un reto central es enseñar a los estudiantes el trinomio de aprender –desaprender – reaprender. Dado que los datos son el nuevo petróleo para las economías, hay que aprender a poner los sensores en los lugares correctos, analizar los datos obtenidos y a hacer las preguntas correctas para tener respuestas útiles.

“La innovación es un proceso continuo. Hay que aprender esquemas de administración ágiles para poder dar respuestas rápidas a cambios continuos en los mercados y poder reaccionar a los resultados obtenidos por el análisis de los datos. Aparte hay que saber manejar las nuevas tecnologías aditivas de producción y usarlas para generar un valor al proceso productivo”.

Andreas Müller consideró que esas son las competencias requeridas en el futuro que deben transmitir las universidades. El mecanismo consta de generar proyectos con equipos con una multi-perspectiva.
Pandemia

La pandemia por Covid-19 ha aumentado la presión de acelerar el ritmo de adaptación de las empresas. Factores como las interrupciones en las cadenas de suministro han puesto el enfoque de las empresas en cómo mejorar los mecanismos internos y externos, así lo explicó el líder de CAMEXA.

“La implementación de conceptos como son: el Internet of Things, el Machine Learning, el Cloud Computing, la robótica, la impresión 3D y sistemas hiperconectados, ofrecen soluciones prácticas y eficientes para un mejor uso de los recursos de las empresas”.

“Los conceptos no sólo ayudan a sobrellevar una crisis, también pueden coadyuvar a entrar más rápido a una posible recuperación. Por ende, la implementación de la Industria 4.0 se ha convertido en un elemento esencial para mantenerse competitivo y seguir creciendo y avanzando como empresa”, enfatizó Müller.

Dijo que se han visto importantes avances en la digitalización en el sector financiero, en la manufactura, y por supuesto, en el comercio (e-commerce).

“También han ganado velocidad los avances en la agricultura y en el sector salud. El segundo sector principal de Alemania es el automotriz donde los procesos de digitalización son fundamentales para el futuro próximo en las áreas de electrificación y el movimiento autónomo de los coches”.
Tendencias

“Llegar a un mundo hiperconectado mediante la interconexión de diferentes sistemas integrales. Son conceptos como la Smart City, Smart Factory, economía de plataformas y nuevos modelos de movilidad y Alemania puede ayudar a agilizar los sistemas de producción de las empresas en México”, concluyó Andreas Müller, director de CAMEXA.

Publicidad