El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) urgió a construir un sistema de subcontratación que proteja los derechos de los trabajadores e impulse una economía formal competitiva, y que además resuelva los problemas de falta de control y monitoreo en este sector.

Previo al arranque del Parlamento Abierto en el Senado de la República sobre el outsourcing, indicó que dicho modelo es una práctica común alrededor del mundo. Pero en México se encuentra centrado en la “simulación” de esta actividad y, de acuerdo con los Censos Económicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 6.6 millones de trabajadores están empleados bajo esta modalidad.

“Hay compañías que fingen otorgar dicho servicio con el propósito de evadir impuestos y responsabilidades, sin ser sancionadas. Esto afecta a los trabajadores, al gobierno y a las empresas que sí cumplen con la ley”, expresó el Imco en un comunicado al presentar el Diagnóstico IMCO: Evidencia para la discusión sobre la subcontratación en México.

Lo anterior porque los sistemas de información de las autoridades recaudatorias están desarticulados, aseguró el organismo.

“La conversación en el foro del Parlamento Abierto abonará a la competitividad de México si se aborda el desarrollo de una regulación basada en un adecuado esquema de límites, responsabilidades y consecuencias. Es por ello que el Imco celebra que el país esté en el camino de la construcción de un sistema de subcontratación que permita proteger los derechos del trabajador y competir en mercados laborales“, expuso.

Propuestas específicas

Registro nacional. El Imco plantea crear un registro de empresas de subcontratación desde Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a fin de resolver los problemas de falta de control y monitoreo en este sector.

Monitoreo permanente. Otra medida es tener un mecanismo adecuado y permanente de monitoreo que valide el cumplimiento de la regulación existente en materia de subcontratación.

Comisión Intersecretarial. Sugirió también poner en marcha una comisión intersecretarial, conformada por la STPS, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), para realizar la inspección y vigilancia del régimen de subcontratación.

Estas medidas, exponen, permitirán la interoperabilidad para validar y confirmar datos de nómina entre las distintas autoridades recaudatorias y generar información sobre las condiciones en que los trabajadores subcontratados prestarán sus servicios en las empresas contratantes.

Publicidad