La consultoría inmobiliaria Tinsa informó que luego de los sismos de septiembre pasado, del total de proyectos verticales de vivienda nueva en venta en las delegaciones más afectadas: Cuauhtémoc, Benito Juárez y Coyoacán, 48.7 por ciento mantuvo sus precios del tercer al cuarto trimestre de 2017.

Mientras que 39.9 por ciento sí presentó alzas, lo que implica que tales proyectos mantuvieron la tendencia observada desde años previos, abundó la firma.

Solo 11.4 por ciento bajó sus precios de venta, principalmente los desarrollos en las calles más afectadas por el sismo, donde se anunciaban promociones en apoyo a la población.

Los proyectos ofertados en las delegaciones mencionadas, destacó, representan 51 por ciento de la oferta total de la Ciudad de México. Tinsa detalló que al cuarto trimestre de 2017 se registran 151 planes activos de departamentos de vivienda nueva en la delegación Cuauhtémoc.

En un análisis, expuso que de esos proyectos, solo 12 presentaron reducción en sus precios al considerar la variación del tercer trimestre al cuarto del año pasado; ello equivale a solo 7.9 por ciento de la oferta.

Agregó que la segunda delegación con más edificios dañados es Benito Juárez, donde al cierre de 2017, se encuentran activos 275 proyectos, de los cuales solo 13 por ciento presentó un decremento en sus valores de venta.

Finalmente, en el caso de Coyoacán, la tercera delegación con más afectaciones, al cuarto trimestre del año pasado cuenta con 38 proyectos de vivienda vertical nueva en venta, de los cuales solo tres tuvieron una baja en sus precios durante el último trimestre del 2017.

En general, puntualizó que las variaciones en los proyectos que bajaron sus precios están en el rango de 0.1 a 15.5 por ciento, con un promedio ponderado de 2.24 por ciento, es decir las variaciones en general son moderadas y la tendencia fue hacia la estabilización.

“Mucho se especuló sobre la caída de los precios de vivienda en la Ciudad de México tras los sismos ocurridos en septiembre del año pasado, sobre todo dentro de las delegaciones más afectadas”, abundó.

Sin embargo, solo se ve una tendencia a la baja en proyectos aledaños a las zonas más afectados por el sismo, de acuerdo con el director general de Tinsa México, Jesús Ramón Orozco de la Fuente.

Agregó que en la actualidad, la Ciudad de México presenta indicadores de demanda importantes y, por ese motivo, seguirá la oferta y una tendencia al incremento de los valores en la vivienda.

“La demanda y deseabilidad por vivir en las zonas más céntricas, se mantiene y con ella su plusvalía”, concluyó Orozco de la Fuente. Refirió que según el portal oficial del Gobierno del Distrito Federal, Plataforma CDMX, como consecuencia del sismo del 19 de septiembre del 2017, se derrumbaron 38 edificios, de acuerdo con Tinsa.

Asimismo, se han realizado 62 demoliciones al cuarto trimestre de 2017 y se contabilizan 188 edificios con un nivel alto de riesgo, 103 edificios con riesgo medio y 382 edificios con riesgo bajo; la delegación Cuauhtémoc presenta la mayor incidencia de edificios dañados.

Publicidad