Aunque será alrededor del 80% de la micro, pequeñas y medianas empresas las que se reactivarán, muchas estarán en la informalidad porque no cumplieron sus obligaciones fiscales debido a la falta de liquidez, estableció José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco-Servytur.

Alrededor de 800,000 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) del sector comercio, servicios y turismo del país ya no reabrirá operaciones de manera definitiva a partir de este lunes considerado como el retorno a la “nueva normalidad”; mientras se prevé que un gran porcentaje pase a formar parte de las filas de la informalidad, derivado de los daños económicos que sufrieron durante la contingencia.

Así lo informó el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, informó que cerca del 80%, del universo de más de 4 millones de mipymes (que mantuvieron sus puertas cerradas), ya están iniciando sus actividades de manera paulatina, como establecieron las autoridades, pero el resto determinó bajar cortinas de manera permanente.

Aunque será alrededor del 80% de la micro, pequeñas y medianas empresas las que se reactivarán, muchas estarán en la informalidad porque no cumplieron sus obligaciones fiscales debido a la falta de liquidez, abrirán pero no en las mismas condiciones en que se encontraban antes de la pandemia del Covid-19, estableció.

El dirigente empresarial consideró necesario que las autoridades recaudatorias elaboren programas para dar facilidades a quienes están por cerrar sus negocios de manera definitiva por no haber cumplido con sus obligaciones fiscales, para estar al corriente y salvar las fuentes de empleo que generan.

Te puede interesar: Crecería comercio informal de no apoyar a Mipymes

El presidente de la Concanaco demandó implementar procesos que permitan a las empresas darse de alta en el Régimen de Incorporación Fiscal con que venían trabajando antes de la pandemia.

“El modelo recaudatorio debe simplificarse y ajustarse buscando que sean más mexicanos los que participen en la economía formal, y de una manera incluyente, tener una participación mayor de la población para sacar adelante al país de la crisis económica derivada del coronavirus”, comentó López Campos.

Las empresas que ya operan en los estados que están en semáforo naranja, están apegadas a protocolos y procesos, establecidos por las autoridades de salud, del trabajo y economía, tanto federal como estatal, para la atención a sus clientes, así como protección de sus empleados y colaboradores.

“En esta etapa se demanda un mayor esfuerzo de los gobiernos de los tres niveles, iniciativa privada y sociedad civil, para retomar la hoja de ruta del crecimiento que se interrumpió en 2020, en el cual se prevé tener un decrecimiento del Producto Interno Bruto, que se sumaría a la parálisis de los indicadores del 2019”, apuntó.

El dirigente de la Concanaco pidió responsabilidad tanto de los sectores productivos, como de la sociedad en general y autoridades para cumplir con los protocolos de sanidad y prevención a fin de evitar la proliferación de contagios de coronavirus y se mantenga las actividades laborales.

Publicidad