Los precios del chayote se incrementaron 128% en junio respecto al mes previo, de acuerdo con datos publicados este martes por el Inegi.

Se trató del producto con la mayor alza dentro de los 10 genéricos con más variación porcentual mensual dentro de la inflación no subyacente.

El mes pasado el kilo de la hortaliza sin espinas a granel llegó a rebasar los 100 pesos en promedio en el área metropolitana de la Ciudad de México, cuando el en el mismo periodo del año pasado el precio promedio no superó los 50 pesos, según cifras del instituto de estadísticas.

Anuncios

Por otro lado, durante junio de 2023 una caja de 18 kilos en la Central de Abasto de la Ciudad de México se vendió entre 240 pesos y 650 pesos, y en junio pasado los precios fueron de los 750 a los 1,500 pesos, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados de la Secretaría de Economía.

La inflación no subyacente, aquella que incluye a bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, como los agropecuarios o los energéticos, avanzó 0.87% en junio respecto al mes previo, y en el caso particular de los agropecuarios el incremento fue de 1.54%, según cifras del Inegi.

En su comparación con el mismo mes del año pasado, la inflación no subyacente avanzó 7.67%, la tasa más alta desde octubre de 2022, y la inflación de los agropecuarios se elevó a 10.36%, la tasa más alta desde octubre de 2022.

A lo largo de año los productos agropecuarios en México se han acelerado en su inflación, y una de las razones principales han sido las anomalías climáticas, entre las que destacan sequías prolongadas, heladas inusuales y lluvias intensas, lo que afecta negativamente las cosechas en varias regiones del país, recordó en un reporte el grupo financiero Base.

Recordó que el país también se ha visto afectado por el comercio internacional, pues en este año las inundaciones en el sur de Brasil, la combinación de sequías y heladas en Rusia y Ucrania y las lluvias en Europa han generado presiones al alza y volatilidad sobre los precios, elevando los costos de importación y, en consecuencia, la inflación de productos agropecuarios en el país.

Apuntó que si bien el componente no subyacente no determina la trayectoria de la inflación general, sigue siendo relevante para la determinación de la política monetaria de Banxico.

El Inegi dio a conocer este martes que la inflación general en junio avanzó a 4.98%, la tasa anual más alta en un año.

Publicidad