El fabricante de juguetes Mattel venderá su planta en México y reducirá el 22 por ciento de su fuerza laboral el todo el mundo, lo cual equivale a dos mil 200 puestos de trabajo.

De acuerdo con el presidente de la firma, Ynon Kreiz, la compañía tiene un gran potencial y ven muchas oportunidades, pero ha habido una gran discrepancia entre su desempeño financiero en los últimos años y dónde deberían de estar.

“Si bien la industria está evolucionando, el mercado de juguetes continúa creciendo, y deberíamos poder revertir nuestras propias tendencias dado nuestro sólido prestigio y la calidad de nuestros activos”, detalló en un comunicado.

Anuncios

En este sentido, expuso que están en un cambio de tendencia y, como era de esperar, tuvieron un desafío para el segundo trimestre, impulsado principalmente por la liquidación de Toys’R’Us.

Sin embargo, observaron un rendimiento continuo de Barbie y Hot Wheels, y progresaron sustancialmente en su programa de Simplificación Estructural para restaurar la rentabilidad y mejorar la productividad.

“Nuestro objetivo es transformar Mattel. Es una empresa de juguetes de alto rendimiento impulsada por IP y estoy seguro de que tenemos el equipo adecuado, los activos adecuados y la estrategia adecuada para lograrlo y mejorar a largo plazo para nuestros accionista”, agregó Kreiz.

 

Publicidad