Los contribuyentes empezarán a recibir este mismo fin de semana los pagos directos de hasta 1,400 dólares que forman parte del plan de rescate de 1.9 billones de dólares que confeccionó el presidente, Joe Biden, para reanimar la economía y paliar los efectos de la pandemia.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) indicó que la tercera ronda de Pagos de impacto económico, después de las dos aprobadas durante el mandato de Donald Trump, empezará ya mismo a llegar a las cuentas bancarias a través de un depósito directo.

Te puede interesar: Argentina restringe vuelos internacionales y extiende medidas por covid-19

Detrás de los pagos directos está la idea de que si el Gobierno pone dinero en los bolsillos de los estadounidenses se mantendrá el nivel de gasto y la economía seguirá funcionando.

El IRS calcula automáticamente las cantidades y millones de personas obtendrán 1,400 dólares y la misma cantidad por cada uno de sus dependientes calificados que hayan reclamado en su declaración de impuestos.

Por lo general, esto significa que una persona soltera sin dependientes recibirá 1,400 dólares, mientras que una familia de cuatro miembros, es decir una pareja casada con dos dependientes, recibirá 5,600 dólares.

Una de las novedades de esta nueva ayuda es que las familias elegibles recibirán un pago basado en todos sus dependientes calificados reclamados en su declaración y no solo los menores de edad como las dos anteriores, incluidos parientes mayores como estudiantes universitarios, adultos con discapacidades, padres y abuelos.

El IRS recordó que los niveles de ingresos en esta nueva ronda de pagos de estímulo han cambiado y esto significa que algunas personas no serán elegibles para el tercer pago, aunque sí recibieron el primer o segundo pagos.

Publicidad