Negociar siempre ha sido uno de los factores más importantes, desde buscar un nuevo empleo, adquirir un artículo e incluso para renovar tu próximo contrato de arrendamiento. Para poder ejercer una acción ganar-ganar es indispensable que cuentes con argumentos sólidos que justifiquen tu petición.

La vivienda siempre ha sido una necesidad básica y al momento de negociar la renta de tu próximo hogar hay que tomar en cuenta una serie de factores, de acuerdo con Arturo Rosales, director de Finanzas de la plataforma inmobiliaria Homie.mx, “es necesario considerar el estado del inmueble, la pintura en paredes, si está equipado con lo básico como estufa y calentador y en ocasiones las cortinas y persianas pueden ser un factor que te lleven a lograr un mejor precio”, enfatizó.

Te puede interesar: #VIRAL: Ella es #LadyCubrebocas y te explicamos porqué es sensación en internet

Rosales informó que “uno de los primeros pasos a dar es realizar un estudio de mercado, analizar la vivienda disponible por la zona y ver si el precio que te están otorgando es el adecuado, y poder realizar una oferta por la vivienda que te enamoró. Además es importante que se evalúen los servicios o amenidades con los que cuenta el desarrollo inmobiliario así como la seguridad”.
Una vez que tu contrato de arrendamiento finaliza, ¿qué debo hacer para evitar un alza en el precio? El especialista indicó que “al momento de la renovación tienes que tomar en cuenta tu historial de pagos, es decir, si no tuviste atrasos, además, si realizaste mejoras en el inmueble, no tuviste complicaciones o mal entendidos con tu propietario y lo conservas en inmejorables condiciones, estos son factores para mantener el monto sin cambios”.

Rosales explicó que “la temporada de COVID trajo cambios en la industria de la renta de vivienda, desde los hábitos que se tienen hasta los precios, en Homie.mx vimos que hubo una pequeña disminución en la renta promedio y en cuanto a las renovaciones en su mayoría se mantuvieron sin cambios. Una de las grandes ventajas que trajo la pandemia es la empatía social entre propietarios de un inmueble y los inquilinos que los habitan”.

“La responsabilidad debe ser compartida al momento de arrendar y entablar una negociación, no deben existir abusos de ninguna de las partes para poder tener éxito en el arrendamiento, la situación económica es complicada, pero dialogar siempre será la mejor forma de llegar a un acuerdo”, puntualizó el directivo.

No olvides que para mantener o mejorar el precio de renta de un inmueble debes de tomar en cuenta el aspecto físico en el interior del inmueble, mientras mejor lo mantengas y seas responsable con el compromiso adquirido, mayores posibilidades tendrás de obtener un mejor costo.

Publicidad