A cuatro meses de que entró en vigor el nuevo régimen para plataformas digitales como Uber, Airbnb, Amazon, Rappi, entre otras, los contribuyentes han encontrado complejidades para poder adherirse al nuevo esquema de tributación, por lo que es necesario realizar adecuaciones al régimen durante la reforma fiscal 2021, advirtió Gustavo Leal Cueva, director ejecutivo de Fiscalia.com.

En entrevista, indicó que las personas físicas que venden o prestan servicios a través de estas plataformas están sujetas a una retención tanto del Impuesto sobre la Renta (ISR) como del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la cual será pagada al SAT directamente por la plataforma, a cuenta del impuesto del contribuyente.

Te puede interesar: Si utiliza tarjetas de crédito o débito, tenga cuidado con el skimming 

Sin embargo, consideró que aunque la medida tiene la intención de acabar con la informalidad y la falta de pago de impuestos que se da en algunos de estos sectores, la aplicación del esquema fiscal que entró en vigor desde junio ha resultado en un tema complejo para los contribuyentes.

“Problemas para registrarse en el RFC de forma correcta, plazos excesivamente cortos para cumplimiento de obligaciones, limitación de deducciones de forma injustificada por parte de la autoridad, cálculo automático de impuestos desapegado al procedimiento de ley, y alta complejidad en el pago de impuestos, son solo algunos de los múltiples problemas que enfrentan los contribuyentes en el día a día”, expuso.

Grandes dificultades

Leal Cueva mencionó que las propias empresas transnacionales que operan estas plataformas han encontrado “amplias” dificultades para cumplir con el pago de los impuestos que retienen, puesto que los mecanismos de los que la autoridad dispuso para ello fueron diseñados para un fin distinto (pago de impuestos entre entes gubernamentales), e incluso las reglas para ello fueron emitidas con poca anticipación.

“Es de suma importancia la claridad en las reglas del régimen y su adecuación para hacer más ágil el esquema de tributación y evitar que represente una barrera de entrada al comercio electrónico en México, limitando así su adopción y desarrollo, por ello es conveniente aprovechar la coyuntura de la reforma fiscal 2021 para realizar las adecuaciones necesarias”, afirmó.

Publicidad