Concentran cinco zonas de la CDMX plusvalía en viviendas

En la Ciudad de México cinco zonas encabezan la lista de mayor nivel de plusvalía para el segmento de casas usadas, al alcanzar niveles mayores a 60 por ciento, de acuerdo con un análisis del portal inmobiliario Propiedades.com.

El estudio agrega que en estas zonas de la capital del país se estima una nueva fase al alza de su ciclo inmobiliario, caracterizada por más inversiones, adquisiciones y localización de más puntos de interés.

En primer lugar figura la zona de San Ángel, con una plusvalía de 60.9 por ciento, en donde la oferta es variada con 60 por ciento de casas y 40 por ciento de departamentos, y además 77 por ciento de los espacios son nuevos.

En segundo lugar se encuentra la zona de Escandón con 36 por ciento de plusvalía, Portales en tercer lugar con 31 por ciento, seguido de la Roma con 30.9 por ciento y Polanco con 28.1 por ciento.

Debido a lo anterior, los especialistas del portal consideraron que por sus altos niveles de plusvalía y buenas ganancias, comprar una casa usada puede ser una buena inversión en algunas colonias de Ciudad de México.

Al respecto, el analista de Real Estate de Propiedades.com, Leonardo González, aseguró que las zonas mencionadas destacan por su posicionamiento y reputación en la ciudad, lo que garantiza un ritmo creciente y estable de reinversión.

Agregó que si la zona de interés es tendencia, se espera que la vivienda usada capitalice mejor los rendimientos de plusvalía, al ser una opción para remodelar o reconvertir.

González expuso que si bien en cada colonia de las cinco zonas varía la cifra, en la Ciudad de México la diferencia entre un departamento nuevo (menor a cuatro años de inauguración) y uno usado es de un millón 56 mil 700 pesos.

No obstante, antes de elegir una propiedad nueva o usada, hay que revisar lo que más se adapta al estilo de vida, recomendó por su parte el gerente de Inmobiliaria Kassia Patrimonial, Gonzalo López Serna.

“Todavía sigue vigente la cuestión de que en las periferias las casas pueden ser más grandes, pero la gente valora estar cerca de escuelas y trabajos”, subrayó.

Además, los espacios usados pueden ser una alternativa de inversión para los desarrolladores, pues “esto ofrece una amplia gama de opciones, ya que se puede reconvertir ese espacio en uno nuevo, sobre todo si el inmueble tiene valor arquitectónico”, concluyó González.

Carpin