El consumo privado en México registró un descenso en agosto del 2021, y sumó su tercer mes consecutivo con caídas, dando una señal que la demanda interna continúa débil ante el incremento observado en los casos de coronavirus.

El Indicador Mensual de Consumo Privado en el Mercado Interno (IMCPMI) presentó una baja de 0.62 por ciento a tasa mensual durante el octavo mes del año, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este resultado se da tras una caída de 0.03 por ciento en julio y 0.82 por ciento en junio pasado, a tasa mensual.

Anuncios

Con respecto a febrero del 2020, el indicador del consumo muestra una contracción de 3.53 por ciento, señalando que todavía no se logra una recuperación completa.

Te puede interesar: Venga el aguinaldo: Trabajadores por honorarios del Gobierno pueden recibirlo a partir de este lunes

Este índice “mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, aunque quedan excluidas las compras de viviendas u objetos valiosos”, señaló el instituto.

Los consumidores nacionales mostraron su preferencia por las mercancías nacionales sobre las importadas.

El consumo de bienes importados se contrajo 6.8 por ciento durante el octavo mes del año, su peor caída desde mayo del 2020.

De manera desagregada, del total de las mercancías importadas, la compra de bienes semiduraderos presentó un incremento de 24 por ciento con base en cifras originales; los duraderos retrocedieron 26.9 por ciento y los no duraderos avanzaron 26.9 por ciento.

Por su parte, el consumo de productos nacionales presentó un descenso de 0.1 por ciento a tasa mensual.

En el interior, la demanda de bienes nacionales cayó 0.3 por ciento respecto al mes anterior.

Las mercancías de consumo duradero descendieron en 8.9 por ciento a tasa anual, mientras que el consumo de los bienes no duraderos aumentó 4.4 por ciento, y los semiduraderos subieron 8 por ciento, en cifras originales.

Para el caso de la demanda de servicios, esta cayó 0.4 por ciento mensual, su segunda caída consecutiva con retroceso.

En su comparación anual, el consumo privado en el mercado tuvo un incremento de 9.6 por ciento en agosto frente al mismo periodo del 2020, con cifras desestacionalizadas.

Publicidad