El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el consumo privado en el mercado interior registró en marzo su primera contracción en casi siete años.

El Indicador mensual del consumo Privado en el mercado interior mostró una caída de 0.8 por ciento anual con base en cifras desestacionalizadas durante el tercer mes del 2019. Esta es la primera ocasión en que se ubica en terreno negativo, después de haber presentado una baja de 0.9 por ciento en diciembre de 2012.

El consumo en el mercado interno tuvo su comportamiento más débil en los últimos seis meses, al descender 1.5 por ciento respecto a febrero.

Al interior se observa que la compra de bienes de origen importado cayó drásticamente 6.7 por ciento la más alta desde la contracción de 8.4% de noviembre del 2016. Considerando únicamente los bienes nacionales, el consumo presentó una baja de 2.1 por ciento. Por su parte, los servicios crecieron 1.9 por ciento en el tercer mes del año.

Con datos originales, el inegi desglos a que el consumo general y todos sus componentes ha aumentado, con una excepción. La compra de bienes duraderos (como autos o electrodomésticos y que implican una mayor inversión) descendió 9.8 por ciento.

Las cifras presentadas por el Inegi sobre el consumo privado en marzo se encuentran alineadas con el mal desempeño de otros componentes del PIB durante el mismo periodo.

Durante el tercer mes de 2019 la actividad industrial cayó 2.6 por ciento, las exportaciones registraron un descenso de 1.2 por ciento; la Inversión Fija Bruta cayó 5.9 por ciento, mientras el gasto neto del sector público, 2.8 por ciento.

Solamente las ventas de la Asociación Nacional de las Tiendas de Autoservicio y Departamentales y las de Walmart tuvieron un desempeño positivo en marzo: en el caso de la asociación, las ventas de sus afiliados crecieron 0.6 por ciento, mientras que las de la minorista, 4.4 por ciento.

Publicidad