Axtel, América Móvil y Grupo Televisa, tres reconocidas empresas de las telecomunicaciones, reportan disminución en sus inversiones de construcción de redes o para mantenerlas en estado eficiente, después de que la pandemia de Covid-19 trastocara la economía mexicana.

La inversión en infraestructura de telecomunicaciones sufrió un desmoronamiento a doble dígito en el segundo trimestre del año por causa de la Covid-19. Televisa, América Móvil y Axtel —a nivel de grupo o por filial— personifican las primeras caídas de hasta 19% en la inversión, cuando un año antes, a estas mismas fechas, los Capex crecían más de un 5.0% generalizado en la industria frente al dato de 2018.

Ahora, cuando la perspectiva de que el PIB mexicano se contraerá 10.5% en 2020, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), y con empresas todavía con niveles saludables de Ebitda —Telcel reporta un nivel de 38.8%­—, las operadoras prefieren ser cautas y no arriesgar de más a sus golpeados ingresos, a pesar de que los vendors empujan la venta de equipo tecnológico para la conversión de redes de 3G a 4G y 5G.

Grupo Televisa redujo 18.03% su inversión a redes de telecomunicaciones en el englobado Sky-Izzi Telecom; los ubicó en 196.4 millones de dólares. En solitario, esta última también disminuyó en 17.84% su cartera de inversión al despliegue de fibra óptica, para dejarlas en 74.6 millones de dólares.

Axtel, medido en dólares, la disminuyó en 18.8%, también por los impactos del coronavirus, y quedó en 18 millones de dólares, aun con la entrada en el periodo de 90 millones de pesos netos por la venta de espectro 5G a Telcel. El positivo de Axtel está en que en el acumulado anual, su inversión de 2020 supera todavía a la del 2019 para el cierre de junio: 54 millones de dólares, frente a 41 millones de dólares de enero a junio de 2019.

Hace un año, Televisa había elevado 5.5% su inversión a redes inalámbricas versus la cifra dirigida en el mismo periodo de 2018, mientras que Izzi Telecom, en sus operaciones propias, incrementó entonces 57% sus inversiones a la construcción de redes cableadas.

El otro gigante del sector, América Móvil (AMX), reportó una caída de 3.46% para sus inversiones medidas en pesos, 64,000 millones de pesos —2,850 millones de dólares—, y a nivel de holding; y aunque entre abril y junio de 2020 reportó una ganancia neta de 891 millones de dólares, 20,100 millones de pesos, el corporativo de esa compañía confirmó en la semana que reducirá sus inversiones y ello podría impactar con retrasos a los planes para desarrollar redes de quinta generación en los distintos mercados donde participa.

Los anteriores son los primeros resultados que arroja la segunda temporada de reportes trimestrales en México en la era coronavirus, porque aún restan por divulgar sus estados financieros los operadores Maxcom, AT&T, Telefónica, Megacable, Telesites, American Tower y Telmex, por ser compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y en otras plazas bursátiles.

Te puede interesar. La pandemia restará 40,000 millones de dólares a las compañías de telecomunicaciones sólo en 2020

Aparte se encuentran compañías privadas como la discreta Marcatel, Star TV, MVS Comunicaciones o los pequeños cableros que no venden acciones al público inversionista, por lo que es temprano para conocer qué operadoras resintieron más el impacto de la Covid-19 y con base en qué criterio. Tampoco queda claro cómo la pandemia de Covid-19 afectará las inversiones del gobierno en sus planes por conectar a los 34 millones de mexicanos que adolecen por no contar con una conexión a internet.

Lo anunciado en Bolsa por AMX, Televisa y Axtel está en línea con lo pronosticado por la firma Analysys Mason respecto a los golpes a la inversión e ingresos de los operadores del sector que traería consigo la pandemia. Analysys Mason predijo en abril pasado que las compañías de telecomunicaciones de los 32 mercados más desarrollados —ninguno de América Latina se encuentra entre éstos— observarían una disminución de 40,000 millones de dólares en ingresos, observado también en mercados menos maduros como los de esta región.

Analysys Mason, antes de conocerse la Covid-19 y sus efectos, pronosticó en 2019 que los ingresos por telecomunicaciones en esos 32 mercados crecerían 0.7% en 2020 y 0.8% en 2021, apenas estimulantes para pensar en el recambio de redes hacia la 5G. Pero la caída será ahora del 3.4% en el año, si las empresas, reguladores y gobiernos en general se retardan en responder a la Covid-19. Qué responder es el dilema:

“Los gobiernos deberían promover la liberación inmediata del espectro sin costo y con obligaciones de cobertura para cerrar la brecha de acceso, generar agendas digitales robustas para llevar todos los servicios públicos a los ciudadanos; hacer posible la transformación digital de las pymes lo antes posible y pensar en agendas digitales municipales y estatales, y también, contar con una hoja de ruta para redes de 5G, porque estamos junto al país que será líder del 5G en Occidente y su economía será digitalizada, por lo que México debería incorporarse de inmediato a ese camino”, expuso Jorge Fernando Negrete, director en DPL News.

Analysys Mason pronosticaba más a fondo en sus informes que la pandemia podría agrandar los costos y gastos de operación para las empresas de la industria, complicando su recuperación y desarrollo de nuevas redes.

Esta predicción la vivió Izzi Telecom, que durante el segundo trimestre de 2020 observó una subida de 22.2% en sus costos por servicios y sus gastos de administración también subieron 4.3 por ciento. “La magnitud del impacto en nuestro negocio dependerá de la duración e intensidad de la pandemia de Covid-19”, indicó Televisa en un reporte a Bolsa.

La dimensión del impacto fue de 4.1% para América Móvil, a nivel de grupo, en cuanto sus costos por servicios en el segundo trimestre.

“Han habido muchas pandemias en la historia, pero esta es la primera que se enfrenta con internet, servicios de telecomunicaciones y TIC. La infraestructura digital respondió y resistió por la inversión. Quien está conectado ejerce su derecho a la información, libertad de expresión, acceso a la información pública, salud y educación (…) Los indicadores básicos de la economía y la sociedad se sostuvieron y después del día de mañana, permitirán la reactivación de la economía más rápido que en otros momentos de pandemias. Qué hará el gobierno para ello”, dijo Jorge Fernando Negrete, de DPL.

Publicidad