La corrupción en el país cuesta a los mexicanos al menos el 10% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, 21.9 millones de pesos anuales aproximadamente, ante esto, el Consejo de la Comunicación puso en marcha la campaña “Soy Incorruptible” que busca crear conciencia en la ciudadanía en la importancia de su combate, anunció Marcos Achar Levy, presidente de la Comisión de la Campaña.

Durante el diálogo con expertos sobre los Retos en el Combate a la Corrupción en México, el también expresidente del Consejo de la Comunicación dijo que el costo de la corrupción para los mexicanos es mayor al 7% que aporta la industria de la construcción, al 9% que genera el turismo en el país y solo un poco menor a las remesas que llegan a México durante un año.

Ante este panorama que además refleja que México, de acuerdo a un estudio de la OCDE, se encuentra entre los cinco países más corruptos de América Latina, diversos organismos y empresas decidieron lanzar esta campaña que busca activar programas, proyectos, acciones y eventos a favor de su combate.

Por su parte, Alfredo Peña López, director de la Cultura de la Legalidad de la Organización México Unido contra la Delincuencia (MUCD), en el marco de la mesa de diálogo, habló de la polarización, descalificaciones que desprestigian a las instituciones que fueron baluarte en la construcción de la democracia.

Detalló que al margen de las cifras, no verificables de cuánto cuesta a los mexicanos éste flagelo, lo cierto es que la corrupción mata, ejemplificó casos como los derrumbes derivados de los sismos que costaron vidas por fallas en los permisos, mala calidad de los materiales o deficiente supervisión.

La campaña está enfocada en situaciones cotidianas, la relación de la autoridad con los ciudadanos, el sector empresarial y hasta el estudiantil.

Publicidad