La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo afirmó que la Comisión Federal de Electricidad(CFE), actuó de forma arbitraria por el corte del servicio a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco (Capama), lo que dejó sin suministro al 80 por ciento de la población, incluida parte de la zona turística, desde ayer jueves.

En entrevista, tras el festejo por el Día Mundial del Turismo, la alcaldesa morenista recalcó que la CFEes una dependencia -federal- “sin compromiso social”, pues dijo les notificaron de manera puntual que la Capama cubriría el pago a más tardar el lunes próximo.

“El problema del agua es un problema bastante serio (…) a estado actuando la CFE de una manera arbitraría, pero sobre todo siendo una empresa de gobierno sin compromiso social, porque se le ha explicado, cortaron la luz cuando esa parte ya estaba cubierta”, lamentó.

Adela Román insistió en que de forma reiterada ha señalado a la CFE que el Ayuntamiento de Acapulco es una institución con fines sociales, por eso ya dio instrucciones a los abogados para que actúen y ejecuten las acciones necesarias.

“No se vale que en aras de recabar dinero estén dejando a casi toda la población sin agua, de por si las deficiencias por la red hidrosanitaria tan deteriorada, los tanques tan deteriorados y que le hemos dado prioridad con mezcla de recursos para subsanar deficiencias”, insistió.

La alcaldesa de Acapulco confió en que los hoteles de la zona turística tenga reservas para no dejar sin servicio de agua a sus huéspedes, esto en pleno inicio del fin de semana.

La alerta en Acapulco por el corte, dijo Adela Román, es que tras reconectar el servicio, deben transcurrir 48 horas para dar servicio a la población.

Hasta el momento los hoteleros no han emitido alguna postura por la suspensión del agua en la ciudad.

Publicidad