La Organización Mundial del Turismo (OMT) estimó que la alerta del COVID-19 ha provocado una caída del 22 por ciento al cierre del primer trimestre, esto podría elevarse hasta el 80 por ciento para el cierre de año.

El organismo explicó que se registró una disminución de hasta 67 millones de turistas internacionales, lo que representó la pérdida de 80 mil millones de dólares en ingresos por exportaciones del turismo.

Te puede interesar: Crece a 100 millones el número de empleos en riesgo en turismo global

Esto pone en riesgo millones de medios de vida y amenaza con hacer retroceder el progreso logrado en el avance de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS)”, informó.

De acuerdo con el Barómetro de Turismo Mundial, obtenido por la organización vinculada a Naciones Unidas, el mayor impacto lo registran Asia y el Pacífico, con una reducción de 33 millones de llegada de turistas, así como el continente Europeo con un volumen perdido de 22 millones.

Los escenarios de la OMT, para lo que resta del 2020, se basan en tres fechas posibles para la apertura gradual de las fronteras internacionales. Consideran una apertura gradual en julio, septiembre, y diciembre con pérdidas de 58, 70, y 78 por ciento en el sector, respectivamente.

Las expectativas sobre la recuperación son mayores en África y Medio Oriente, donde la demanda internacional podría recuperarse mayormente entre octubre y diciembre. En América, las expectativas de recuperación en la demanda internacional son mayormente para el siguiente año.

Esta es la peor crisis que ha enfrentado el turismo internacional desde que comenzaron los registros, en 1950”, concluyó la OMT.

Publicidad