El crudo se mantuvo estable cerca de un mínimo de tres semanas en las primeras operaciones de Asia después de una caída más amplia del mercado, a medida que los inversionistas sopesaron la posibilidad de un aumento en el oferta iraní justo cuando la OPEP+ devuelve más barriles al mercado.

Los futuros en Nueva York se cotizaron cerca de US$63 por barril después de caer 3.3% el miércoles debido a los temores de inflación que sacudieron los mercados.

Un alto funcionario de la Unión Europea dijo que Estados Unidos e Irán están cerca de revivir un acuerdo nuclear, que aumentaría el flujo de crudo del productor de la OPEP.

Te puede interesar: Publican reforma donde Pemex recupera poder monopólico en hidrocarburos

Eso se refleja en el rápido plazo para el petróleo Brent de referencia, con su estructura de “backwardation” estrechándose aún más en una indicación de que la tensión del mercado podría estar disminuyendo.

El petróleo sigue aproximadamente 30% arriba este año a medida que se acelera la recuperación del covid-19 en Estados Unidos, China y algunas partes de Europa. Sin embargo, el brote en Asia es un recordatorio constante de que se espera que el repunte sea desigual. La segunda ola en India ha recortado las ventas de gasolina y diésel hasta en 20% para la principal refinería Indian Oil Corp., lo que provocó recortes en las tasas de procesamiento.

Enrique Mora, el funcionario de la UE a cargo de coordinar la diplomacia en Viena para las conversaciones nucleares, dijo que espera que todas las partes regresen al acuerdo de 2015 antes de las elecciones presidenciales de Irán el 18 de junio. Irán ya ha estado recuperando la producción, y dijo que pronto exportará petróleo desde un nuevo puerto, lo que permitirá al país evitar el estrecho de Ormuz.

Publicidad