Un grupo de abogados internacionales ha dicho que México está violando el derecho internacional con amenazas de enjuiciar penalmente a juristas como parte de una campaña para hacer que las empresas resuelvan disputas fiscales.

En una carta enérgica entregada el viernes a funcionarios, varios comités de la Asociación Internacional de Abogados (IBA, por su sigla en inglés), con sede en Londres, dijeron que la autoridad fiscal de México, el SAT, y la Procuraduría Fiscal “amenazaban abiertamente el estado de derecho”.

La carta añadió que ambos órganos gubernamentales tenían como objetivo a los bufetes de abogados y contadores que asisten a contribuyentes y expresó su preocupación de que autoridades hayan advertido a los ciudadanos que no recurran a sus abogados en procedimientos de conciliación, pero no dio detalles.

El SAT no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters sobre la carta, que fue firmada por Peter Bartlett, vicepresidente de la División de Práctica Legal de IBA. La Procuraduría Fiscal tampoco tuvo comentarios.

Te puede interesar: Plantean delimitar propuesta sobre uso del SAT de cámaras y grabadoras

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha priorizado aumentar la recaudación de impuestos en el país, que tiene la menor recaudación entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La jefa del SAT y el procurador fiscal han enviado mensajes claros de que los evasores de impuestos, incluidas las principales empresas y sus asesores fiscales, podrían enfrentar la cárcel si se sospecha de fraude y han negado que este enfoque pueda ser negativo para atraer inversión.

La unidad mexicana de Wal-Mart Inc, y la embotelladora de Coca-Cola, Femsa, han pagado recientemente cientos de millones de dólares luego de resolver disputas tributarias.

“La existencia de algunas manzanas podridas que merecen persecución dista mucho de una posición en la que se presume que todos los contribuyentes y los asesores legales que los representan sean delincuentes”, dice la carta de la IBA, fechada el 27 de agosto.

Publicidad