Las perturbaciones del comercio provocadas por la pandemia de COVID-19 podrían afectar más a las mujeres que a los hombres, reveló un estudio de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Uno de los argumentos que fundamentan esta premisa es que existe una mayor cantidad de mujeres trabajando en sectores y empresas que han sido más afectadas por la pandemia.

“Las mujeres representan una mayor proporción de la fuerza laboral en los sectores manufactureros, como los son los textiles, los dedicados a fabricar prendas de vestir, calzado y productos de telecomunicaciones, que experimentaron algunas de las mayores caídas en el crecimiento de las exportaciones durante los primeros meses de la pandemia”, señaló la OMC.

Te puede interesar: Se desploma Inversión Fija Bruta 38.4% durante mayo: INEGI

Los efectos de la pandemia llegaron a agravar problemáticas ya existentes, como la desigualdad de género, salarios más bajos para mujeres, menos oportunidades educativas, acceso limitado a financiamientos, mayor dependencia del empleo informal y limitaciones sociales.

Además, la OMC detalló que no se debe perder de vista que una gran parte de las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes) son administradas por mujeres, y debido a la pandemia, la supervivencia de estos negocios está en riesgo.

“Mantener el comercio abierto durante el período de recuperación económica es clave para construir un crecimiento más rápido e inclusivo”, aseveró el organismo.

El estudio agregó que los riesgos pueden ser más severos en países en desarrollo, como es el caso de México.

“Se espera que el impacto económico de la pandemia sea particularmente significativo para las mujeres en las economías menos desarrolladas y en desarrollo debido a que menos mujeres que hombres están empleadas en estas economías en ocupaciones que pueden llevarse a cabo de forma remota”, puntualizó el informe.

Publicidad