La tasa de desocupación subió en diciembre a 3.6 por ciento de la población económicamente activa, lo que representa su mayor nivel desde el mismo mes de 2016, de acuerdo con información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La tasa de informalidad laboral retrocedió 0.3 puntos en el primer mes de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a 56.8 por ciento de la población ocupada, con lo que rompió una racha de dos meses al alza, a su menor nivel desde septiembre según cifras desestacionalizadas.

En tanto, la tasa de subocupación, que se refiere a las personas ocupadas que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo, fue de 7.2 por ciento en diciembre, el mayor nivel registrado desde agosto del año pasado. 

Publicidad