Desde el 20 de diciembre pasado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) aplicó más de 30 mil exámenes médicos a operadores y conductores, como parte del programa vacacional de invierno 30 Delta, instrumentado prevenir incidentes en carreteras y en servicios de autotransporte, aéreo, ferroviario y marítimo del país.

Indicó que a través de la Dirección General de Protección y Medicina Preventiva en el Transporte (DGPMPT), activó dicho programa, que culmina mañana, para proteger a los vacacionistas, mediante acciones preventivas para evitar accidentes relacionados con la ingesta de alcohol, enervantes, indisposición por cansancio o padecimientos que afecten el estado de alerta de los operadores y conductores.

La dependencia destacó que debido a que durante la temporada invernal de fin de año el número de viajeros aumenta, se desplegó a 230 facultativos con el apoyo de 127 módulos y 23 unidades móviles, quienes aplican, de manera aleatoria, exámenes médicos a los operantes en las diversas vialidades del país.

Señaló que el personal médico realiza las valoraciones, que duran 10 minutos en promedio, consistentes en una inspección general, interrogatorio intencionado, signos vitales y de cansancio, reflejos osteotendinosos y oculares, coordinación psicomotriz, detección de ingesta de bebidas alcohólicas, aplicación de exámenes complementarios y toxicológicos.

Mencionó que 64 médicos fueron distribuidos en carreteras, 145 en terminales de autobuses, 14 en aeropuertos, cinco en terminales ferroviarias y dos en marítimas, mientras que 23 unidades médicas están desplegadas en diversos puntos carreteros.

En tanto, agregó la SCT, 48 módulos donde se aplican los exámenes toxicológicos se ubican en puntos carreteros, 66 en zonas de autobuses y siete están repartidos en los aeropuertos de la Ciudad de México, Zacatecas, Mazatlán, Cancún, León y Chihuahua, y dos en los puertos de Mazatlán, Sinaloa, y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en cada caso.

Publicidad