El dinero, como un medio de pago dentro de la economía de cada país, se ha utilizado desde los griegos y romanos con materiales de oro, plata, cobre y metales especiales, mientras que China fue el primer precursor en el uso del papel moneda.

De acuerdo con la revista Proteja su Dinero, de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la palabra “dinero” deriva del latín “denarius”, una moneda utilizada por los romanos para realizar actividades comerciales.

Antes de que el dinero existiera como tal, la humanidad compró, vendió y comercializó a través del trueque o del intercambio de una mercancía por otra; en México, hasta antes de la conquista española, la mercancía se pagaba con semillas de cacao.

Sin embargo, no existen datos certeros sobre dónde comenzó a utilizarse el dinero o dónde se acuñó la primera moneda del mundo.

A este respecto, Proteja su Dinero indicó algunas de las hipótesis más conocidas, como la mencionada por el autor griego Homero, quien escribió en su obra Ilíada sobre los talentos o talantones de oro, que significaban balanza o pesos, monedas pequeñas utilizadas en la antigua Babilonia.

Por su parte, el historiador griego Heródoto expuso que la invención del dinero fue hecha por los habitantes de Lydia, un pueblo enclavado en Asia Menor, entre los actuales países de Grecia y Turquía.

En Lydia se hicieron circular monedas hechas de un metal llamado electrón, una mezcla de oro y plata que llevaba la imagen de un León, el cual era símbolo del pueblo en el siglo VIII antes de Cristo.

Por otra parte, en China existe evidencia del uso y emisión de monedas durante la dinastía Chou, que gobernó cerca de mil años hasta el siglo III antes de Cristo, ya que al excavar ruinas se encontraron monedas de cobre de forma circular con un agujero cuadrado en su centro.

Además en esa nación asiática fue donde se usó por primera vez el papel moneda, en el siglo IX después de nuestra era, cuyo valor era garantizado por el oro y la plata del gobierno. Posteriormente se utilizó en Europa durante el siglo XVI.

Proteja su dinero explicó que la historia indica que el rey de Macedonia, Alejandro Magno, ayudó a extender el uso de la moneda de metal desde el año 335 antes de Cristo, palabra que deriva de latín moneta, que era el apodo de la diosa Juno, porque en su templo de Roma éstas se acuñaban.

En México, las primeras monedas que emitió la Casa de Moneda fueron de los años 1535 y 1821, hechas de plata, con valor de cuatro, tres, dos, uno y un cuarto de real, las cuales fueron conocidas como Moneda de Carlos y Juana, por haberlas hecho durante el reinado de Carlos I y Juana I de Castilla “la Loca”.

Publicidad