En 2020 el envío de remesas a México registró un récord al romper la barrera de los 40 mil millones de dólares, sin embargo, en el caso de las provenientes de Estados Unidos disminuyeron los envíos desde 29 estados.

Derivado de la pandemia de COVID-19 la caída más significativa ocurrió en Illinois, desde donde se enviaron mil 283.9 millones de dólares.

Dicha cantidad representa 15 por ciento menos de las remesas registradas en 2019 y podría argumentarse en que la tasa de desempleo en Illinois se ubicó en 12.1 por ciento en la segunda quincena de agosto cuando a nivel nacional la tasa era de 8.5 por ciento.

Te puede interesar: Alemania abre el debate sobre cómo pagará la deuda contraída en la pandemia

El Instituto de Políticas Migratorias (MPI por sus siglas en inglés) refiere que en Illinois viven más de 500 mil mexicanos, siendo la comunidad más grande la de Chicago.

Sin embargo, se estima que 287 mil mexicanos viven y trabajan en Illinois de manera irregular, por lo que no tuvieron acceso a los apoyos fiscales otorgados por el Gobierno.

En el caso de Georgia, con alrededor de 255 mil migrantes mexicanos, las remesas enviadas a México bajaron 12.1 por ciento al sumar mil 70 millones de dólares.

Desde Nueva York se enviaron mil 83 millones de dólares en 2020, cifra muy por debajo e los 139.9 millones en 2019.

En tal estado, según el Centro para el Futuro Urbano, uno de cada dos migrantes indocumentados perdió su trabajo a consecuencia de la pandemia, y cerca de 110 mil mexicanos no pudieron beneficiarse con cupones de alimento, subsidios de alquiler o seguros de desempleo.

Otros estados con reducción de envío de remesas fueron Louisiana, Virginia, Maryland, Pennsylvania, New Jersey, Florida, Dakota del Norte, Massachusetts, Carolina del Norte, Vermont, Oklahoma, Connecticut, Mississippi, Kentucky y Wyoming.

Publicidad