El dólar, un refugio para los inversores, tocó un máximo de 16 meses frente a sus principales pares el lunes, impulsado por las preocupaciones sobre el crecimiento mundial y la inflación, así como expectativas de política monetaria, mientras los inversores esperaban datos sobre el consumo en Estados Unidos.

El billete verde recibió un impulso el miércoles cuando datos mostraron que los precios al consumidor de Estados Unidos crecieron el mes pasado al ritmo anual más rápido desde 1990, lo que puso en duda la visión de la Reserva Federal de que las presiones sobre los precios sean transitorias, alentando apuestas a que las tasas de interés subirán antes de lo previsto.

“Siento que estoy operando en los años 1990, cuando todo el mundo prestaba mucha más atención a lo que iba a hacer la Fed”, dijo Joseph Trevisani, analista senior de FXStreet.com. “Ha pasado un tiempo desde que tuvimos un cambio real en las tasas soberanas comparativas y esto parece ser hacia donde nos dirigimos”.

Anuncios

Te puede interesar: Criminales se ponen ‘creativos’ para meter droga a México… y 4T prepara inversión millonaria para detenerlos

El índice dólar, que mide a la moneda frente a seis pares, llegó a 95.462 el lunes, su nivel más alto desde julio de 2020, y subía más tarde un 0.274% a 95.394.

La demanda por dólares se suavizó el viernes, cuando un informe mostró que la confianza del consumidor cayó a su nivel más bajo en una década, debido en parte al aumento de la inflación. Pero se reafirmó de nuevo el lunes después de que los responsables de la política monetaria en Europa y Reino Unido expresaron preocupaciones sobre el crecimiento y los precios.

Los inversores consultarán los datos de ventas minoristas de Estados Unidos el martes en busca de pistas sobre hacia dónde apuntará el dólar. Se espera que los datos muestren que las ventas minoristas aumentaron un 1.1% el mes pasado, según una encuesta de Reuters.

Los inversores también estarán atentos a cualquier comentario en una cumbre virtual entre el presidente Joe Biden y el líder chino Xi Jinping el lunes.

Las ganancias del índice dólar, con fuerte ponderación del euro, también se han visto favorecidas por una caída de la moneda única, y la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, continuó desestimando las apuestas del mercado por una política monetaria más restrictiva.

Los cuellos de botella en la cadena de suministro y los crecientes costos de la energía están desacelerando el crecimiento de la zona euro y mantendrán la inflación alta por más tiempo de lo que se pensaba, dijo Lagarde a la comisión de asuntos económicos del Parlamento Europeo el lunes. La inflación de la zona euro se aliviará el próximo año, afirmó.

El euro perdía un 0.49% a 1.1386 dólares, tras tocar un piso de 16 meses.

Publicidad