El aumento de la economía estadounidense en el primer trimestre del año refleja la reapertura de negocios y la continua respuesta del Gobierno a la pandemia.

La economía de Estados Unidos creció a una tasa interanual de 6.4 por ciento en el primer trimestre del año, señal de la recuperación económica en marcha tras la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, informó la Oficina de Análisis Económico (BEA).

Se trata del primer cálculo que ha hecho el Gobierno estadounidense sobre la actividad económica en el arranque del año después de la contracción anual del Producto Interior Bruto (PIB) de 3.5 por ciento registrada en 2020.

La evolución del PIB entre enero y marzo fue de 1.6 por ciento respecto al trimestre precedente.

“El aumento en el primer trimestre reflejó la continuada recuperación económica, la reapertura de negocios, y la continuada respuesta del gobierno relacionada con la pandemia”, señala el informe trimestral.

Entre ellos, mencionó las transferencias directas, la extensión del subsidio de desempleo y las ayudas a pequeñas y medianas empresas.

El presidente estadounidense, Joe Biden, que ha propuesto un multimillonario plan de inversión en infraestructuras y en programas de protección social, ha asegurado que el crecimiento de EE.UU. en 2021 podría superar el 6 por ciento anual, algo que no ha sucedido en el país desde la década de 1980.

Publicidad