Estados Unidos, Reino Unido y Japón, los principales competidores económicos de la Unión Europea (UE), han regado sus economías con milmillonarias ayudas directas dirigidas sobre todo a los hogares y a las empresas, para sacarlas de la crisis y transformar sus economías tras la pandemia de covid-19.

Mientras tanto, Bruselas ha recibido por fin luz verde de sus jefes de Estado y de Gobierno para captar en el mercado los 750.000 millones de euros destinados a superar la crisis generada por la pandemia y que figuran en el plan presentado por el Ejecutivo comunitario el 27 de mayo de 2020.

REINO UNIDO HA OFRECIDO AYUDAS POR 325.000 MILLONES

Los competidores económicos de la UER han puesto también en marcha sus programas de ayudas a sus respectivas economías y lo han hecho con ayudas milmillonarias, muchas de ellas directas al bolsillo de los ciudadanos y de las empresas.

Te puede interesar: Hacienda reporta “máximo histórico” en ingresos entre enero y abril

Desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, el Gobierno conservador británico ha ofrecido ayudas por valor de unos 280.000 millones de libras (casi 325.000 millones de euros), lo que incluye el Programa de retención de empleo por el coronavirus (CJRS, siglas en inglés), incrementos en las ayudas sociales y préstamos y facilidades para las empresas.

El pasado marzo, el ministro de Economía, Rishi Sunak, prorrogó hasta septiembre el CJRS, por el que el Estado pagaba inicialmente un 80 % del salario del empleado (relativo a horas no trabajadas), hasta un máximo de 2.500 libras (2.900 euros) mensuales, y las empresas contribuían a la pensión y la seguridad social.

A partir del 1 de julio, el Gobierno se hará cargo de un 70 % del sueldo correspondiente a las horas no trabajadas, y las compañías aportarán la diferencia del 10 % más las citadas contribuciones.

Publicidad