El unicornio de los adultos es sin duda vivir en una casa o departamento propio, pero que además esté habilitado con todos los servicios, y si se puede, tenga una buena ubicación. Aunque parece un sueño casi imposible de alcanzar, los trabajadores pueden lograrlo con el apoyo de un crédito del Infonavit (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda).

Con este podrán cumplir su deseo de adquirir una vivienda, remodelar, construir o hacer cualquier otra cosa que requiera de un respaldo económico para realizarlo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Vivienda (Envi) 2020, que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de los 35.4 millones de hogares en México, solo el 57.1% es propia y el 41.35% tiene una superficie construida, es decir, hay un gran porcentaje de personas que aún no tienen un “techo propio”.

Anuncios

En comparación con el 2019, durante el primer año de la pandemia disminuyeron las ampliaciones, construcciones, remodelaciones, renovaciones y hasta las reparaciones menores o mantenimiento.

La encuesta reveló que el principal motivo de quienes rentan es porque “no tiene acceso a crédito o no tiene recursos” para comprar una vivienda propia.

Lo anterior deja ver que ha habido un retroceso en materia de bienes raíces, siendo uno de los principales motivos la falta de recursos o un respaldo económico que les permita hacerlo.

Por ello el Infonavit ayuda a trabajadores que requieren un crédito hipotecario para adquirir una vivienda nueva o existente, construir en un terreno propio, reparar, ampliar o mejorar la vivienda o pagar una hipoteca con otra entidad financiera.

En comparación con el 2019, durante el primer año de la pandemia disminuyeron las ampliaciones, construcciones, remodelaciones, renovaciones y hasta las reparaciones menores o mantenimiento.

Te puede interesar: Economía mexicana cae 0.2% en tercer trimestre de 2021, informa Inegi

La encuesta reveló que el principal motivo de quienes rentan es porque “no tiene acceso a crédito o no tiene recursos” para comprar una vivienda propia.

Lo anterior deja ver que ha habido un retroceso en materia de bienes raíces, siendo uno de los principales motivos la falta de recursos o un respaldo económico que les permita hacerlo.

Por ello el Infonavit ayuda a trabajadores que requieren un crédito hipotecario para adquirir una vivienda nueva o existente, construir en un terreno propio, reparar, ampliar o mejorar la vivienda o pagar una hipoteca con otra entidad financiera.

¿Cómo sirve el crédito Infonavit?

Este puede ser otorgado a trabajadores de cualquier nivel salarial y es otorgado por la institución, la cual establece una tasa de interés anual fija durante todas la vida del crédito y diferenciada conforme al sueldo registrado ante el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), del 1% y hasta el 10.45 por ciento.

El monto que puede recibirse es determinado con base en la edad y salario del trabajador, sin que exceda las 814 UMA’s mensual (es decir, cerca de 2 millones 217 mil 700 pesos). Asimismo podrá otorgar un monto adicional de hasta 20 UMA mensuales para la incorporación de ecotecnologías.

Una vez que es aprobado, el Infonavit otorga el 100% del saldo de la Subcuenta de Vivienda. Las aportaciones patronales del 5% subsecuentes a la obtención del crédito, se abonan al capital, lo que ayudará a que el solicitante disminuya el plazo del crédito.

¿Qué beneficios hay?

Uno de los principales beneficios que otros prestamistas de crédito no dan es congelar la tasa de interés conforme a los ingresos, además de obtener un crédito con pagos fijos durante toda la vida del préstamo, aún si se pierde el empleo.

Sumar el monto del crédito con alguien más con la finalidad de conseguir un mayor financiamiento para comprar una vivienda nueva o existente, además, ésta tendrá un Seguro de Daños contra Desastres Naturales.

trtrtrSi el trabajador gana hasta 7 mil 628 pesos mensuales no se cobran los gastos de titulación y de operación que corresponden al 3% del monto del crédito.

¿Qué necesito para pedir un crédito?

Puede usarse para cualquiera de los motivos antes señalados que pueden ser desde comprar hasta ampliar una vivienda, no obstante tiene algunos requisitos para cumplir:

Primero es necesario ser derechohabiente del Infonavit con relación laboral vigente; precalificar y contar con mil 80 puntos; tener menos de 65 años de edad; solicitar un avalúo, que no podrá ser mayor a medio año; firmar la consulta a las Sociedades de Información Crediticia (SIC); elegir un Notario Público del listado otorgado.

Así atrapar el último de los unicornios parece no ser tan difícil, pues pareciera que la institución es en sí misma uno que puede ayudar a miles de trabajadores que su sueño es dejar de pagar renta, mejorar o ampliar su vivienda y hasta dejar de pagar su hipoteca.

Publicidad