Después de lo que parecía un interminable coma, el Bitcoin se disparó repentinamente la friolera de un 17,4% el martes, pasando de largo su MMD 200 como si no existiera. Ha sido la moneda digital que más ha subido desde los días de gloria de las criptomonedas a finales de 2017.

Ayer, la moneda digital más popular por capitalización de mercado ampliaba su avance un 6% y cerraba la jornada con un alza del 2,3% hasta 4968,7 dólares. No se sabe qué está impulsando esta inesperada subida y tal vez no haya ningún catalizador oculto.

Los usuarios de este activo digital son mayoritariamente los comerciantes minoristas. Es famoso por su volatilidad, con bruscos altibajos provocados por poco más que rumores y movimientos aleatorios que provocan efectos de bola de nieve. El Bitcoin ha provocado infartos a muchos traders, tanto en su ascenso hasta 20.000 dólares en diciembre de 2017 como durante su caída en picado hacia el nivel de 3.000 dólares, donde andaba languideciendo hasta el repunte del martes.

Lo que los traders quieren saber realmente es si se está cociendo algo que haya hecho que los conocedores de la cuestión estén recogiendo sus contratos antes de volver a lo que los aficionados a las criptomonedas consideran un nivel equilibrado. Aunque no sabemos si éste es el caso, podemos intentar sopesar la posibilidad de una reversión y aconsejar cómo operar.

De hecho, el precio ha completado un fondo, en la forma de un triángulo simétrico. Eso significa que, desde noviembre de 2018 y hasta el repunte, la oferta y la demanda han estado en un callejón sin salida. El repunte, sin embargo, ha indicado un cambio en esa dinámica. Tales vaivenes tienden a convertirse en transformaciones, ya que los que se equivocaron se unen a los vencedores, y los que estaban en lo cierto aumentan sus posiciones.

Sin embargo, aunque el precio de hecho ha tocado fondo, los traders aún podrían terminar con pérdidas si entran a la ligera. Aunque el precio sube por cuarta jornada consecutiva, el repunte del miércoles cerró bien lejos de sus máximos. Esto estaba formando una posible estrella fugaz, pues el precio va camino de los 6.000 dólares, supuesto nivel de resistencia surgido de los mínimos de gran parte de 2018.

Así, nosotros instamos a la paciencia. Hay que esperar un retroceso, aun a riesgo de perdernos este movimiento.

Estrategias de trading

Los traders conservadores deberían esperar un movimiento de retorno completo hacia el triángulo en los niveles mínimos de 4.000 dólares, y buscar el repunte que confirmaría el apoyo del patrón, con al menos una vela larga verde envolviendo una vela roja o una pequeña de cualquier color.

Los traders moderados esperarán un retroceso para una mejor opción de entrada, pero podrían renunciar a esperar a la confirmación de la tendencia.

Los traders agresivos podrían posicionarse en corto en el sentido contrario, si el precio se acerca a los máximos de 5.330 dólares registrado ayer.

Ejemplo de operación:

Entrada: 5.300 dólares

Orden de minimización de pérdidas: 5.350 dólares

Riesgo: 50 dólares

Objetivo: 5.000 dólares

Recompensa: 300 dólares

Relación riesgo-recompensa: 1:6

Publicidad