La conciencia que hemos adquirido como seres humanos sobre el bienestar del planeta ha servido como catalizador de cambios en diferentes ámbitos. Las investigaciones de mercado apuntan que será a lo largo de 2021 cuando la inclinación hacia productos sostenibles de origen vegetal trascenderá la esfera de la alimentación, para instalarse con fuerza en el universo de la moda.

La vanguardia, al respecto, ya se hace notar, con el desarrollo de materiales veganos en diferentes puntos del globo terráqueo. México sobresale en el mapa por su capacidad de innovación.

En Zacatecas se cultiva una variedad de nopal orgánico resistente a las condiciones climáticas, con la cual se produce Desserto: el cuero vegano que, desde su lanzamiento, en octubre de 2019, en Milán, ha ganado terreno en el mundo del lujo. Actualmente, este material es utilizado por alrededor de 3,000 firmas de diseño de modas en Asia, Europa, México, Norteamérica, Sudamérica, Australia y África.

Anuncios

Fueron necesarios dos años de investigación y desarrollo para que los creadores de Desserto, Adrián López Velarde y Marte Cázarez, obtuvieran un material que se distingue por su avanzado desempeño, alta resistencia y durabilidad. También por ser transpirable, agradable al tacto y a la vista. Pero, ante todo, que cumpliera con todos los estándares ambientales y se convirtiera en un proyecto escalable.

“Tenemos como meta a corto plazo abrir nuestra oficina representativa y almacén en Europa y, posteriormente, en Asia. Esto, para reducir la huella de carbono emitida por el transporte y tener una reacción más eficiente, mejorar costos, tiempos de entrega y atención al cliente en su región”.

Él enfatiza que el espíritu de la empresa ha sido y siempre será la innovación responsable en el plano social, económico y ambiental, junto con la trazabilidad de su cadena de valor. “Es muy satisfactorio para nosotros aportar en favor del bienestar [colectivo] con materiales únicos y sustentables elaborados en México”.

INSPIRADOS EN LA NATURALEZA

Además de la también llamada “piel de nopal”, desde hace tiempo en el mundo se exploran diferentes alternativas para producir materiales más inteligentes y responsables en todos los aspectos, libres de crueldad.

Gran parte de esas innovaciones se han centrado en aprovechar los desechos de las frutas. Así, han surgido, por ejemplo, el cuero vegetal de fibra de piña (en España), el fabricado con fibra de manzana, así como el cuero vegano producido por la empresa italiana Vegea con piel y semillas de uvas remanentes de la industria vitivinícola.

Hoja de Teca, té de kombucha, fibras de trigo, algas y especies del reino Fungi, de igual manera han sido utilizados para crear cueros armoniosos con la ecología. Al iniciar el año, Adidas anunció que está trabajando en un nuevo material para fabricar zapatos deportivos, hecho con micelio (el conjunto de hifas que forman la parte vegetativa de un hongo).

Desde el punto de vista de Mónica Mendoza Bravo, directora de Diseño Textil y Moda Centro, la adopción de estos materiales en México y, en general en Latinoamérica, está en una etapa muy temprana y es un tema que tendrá que evolucionar, no como una tendencia, sino un paso necesario.

Sin embargo, reconoce que hay marcas jóvenes con propuestas creativas que revelan el potencial que existe en el país para avanzar por un camino más sostenible y ético. Entre ellas se encuentran Vermelo, fundada por Helena Liberatori Gimaiel en 2018, especializada en zapatos y accesorios hechos artesanalmente con cuero vegano de nopal y textiles orgánicos; y Sentient, liderada por Jimena Suárez.

Si bien, el concepto vegano es reiterativo, Mendoza Bravo comenta que tampoco quiere decir que sea toda la respuesta al impacto generado por la industria de la moda. “Tenemos que cuestionarnos con mayor profundidad sobre nuestras decisiones de compra.

Como consumidores, tenemos la responsabilidad de investigar, verificar y asegurarnos que las marcas cuenten con procesos verdaderamente sostenibles en todos sus procesos”. Así, las cosas por ahora, en un tema que continuará dando mucho de qué hablar.

Publicidad