Petróleos Mexicanos (Pemex) estudia entrar al mercado de distribución de gas licuado de petróleo (LP) bajo su propia marca.

En el anteproyecto del Plan Sectorial de Energía 2020-2024, que está en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), la Secretaría de Energía asegura que evalúa la entrada de Pemex a este mercado.

“Evaluar la participación de Pemex en la distribución de gas LP con marca propia”, se lee en una de las acciones puntuales que analiza la Sener para fortalecer a Pemex como un participante relevante en el mercado de combustibles.

Hasta ahora, la petrolera nacional solo participa en el mercado de venta a distribuidores, es decir, comercializa el gas a compañías privadas que a su vez venden el energético a los consumidores finales.

Tras la reforma energética de 2013, Pemex perdió el monopolio de venta de gas licuado a distribuidores. En 2015, la petrolera nacional poseía el 100 por ciento de este mercado y para finales de 2019 esta cantidad disminuyó a 45 por ciento, según datos de la consultora IHS Markit.

Otras petroleras han entrado al negocio de venta de gas LP, como la brasileña Petrobras, que en noviembre del año pasado vendió a Liquigas, su subsidiaria encargada del embotellamiento, distribución y comercialización de gas licuado.

“Esta idea de meterse de lleno al retail de la distribución de gas va en contra de la tendencia y del enfoque de ser una compañía de petróleos enfocada en exploración y producción y sería una inversión que costaría muchísimo dinero”, dijo Adrián Calcaneo, analista de IHS Markit.

“En primer lugar, es un negocio con costo de entrada muy elevado por toda la infraestructura que tienes que crear y en segundo, que es muy importante, estás creando competencia a tus propios clientes. ¿Entonces de dónde va a salir dinero o sea cómo vas a mantener tus ventas, mientras estás echando a andar el negocio?”, señaló el experto vía telefónica.

Publicidad