El ‘encanto’ del oro solo se está fortaleciendo a medida que avanza 2020. Los precios mil 800 dólares por onza y las entradas hasta la fecha en fondos negociados en bolsa respaldados por lingotes superaron el récord establecido en 2009.

Los inversores han favorecido los activos de refugio este año a medida que la pandemia del COVID-19 arrasa las economías. Varias entidades de Estados Unidos registraron nuevos máximos en casos confirmados y muertes el martes, y el presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, dijo que el resurgimiento del virus SARS-CoV-2 podría estar amenazando el ritmo de la recuperación de la economía más grande del mundo.

“Una respuesta masiva de los inversores al COVID-19 ha llevado a las tenencias de los fondos de inversión a niveles récord, cuyo impacto ha superado la disminución de la demanda de joyas y absorbido los aumentos en el reciclaje “, comentó James Steel, analista en jefe de metales preciosos de HSBC Securities.

Las participaciones en fondos de inversión respaldados por oro subieron a 3 mil 234 toneladas el martes, según los datos iniciales recopilados por Bloomberg. Eso es hasta 655 toneladas hasta ahora en 2020, superando el aumento de tonelaje visto en 2009. El total ha aumentado cada mes este año.

El oro al contado subió hasta 0.5 por ciento a mil 804 dólares la onza en Londres, su nivel más alto desde septiembre de 2011, en medio de las preocupaciones por la pandemia y las nuevas tensiones entre Estados Unidos y China. La plata se vendió en 18.50 dólares la onza, su punto más alto en cuatro meses.

Se espera que los precios de los lingotes y las tenencias de fondos de inversión aumenten las ganancias. Goldman Sachs pronosticó que el metal podría alcanzar un récord de 2 mil dólares la onza en los próximos 12 meses y JPMorgan Chase recomendó a los inversores que se queden con los lingotes.

Publicidad