Tras dos semanas de ganancias consecutivas frente al dólar, el peso terminó ‘de malas’ durante la tercera jornada del mes y ahora centra su atención en la decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico) y los mensajes relacionados a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

De los cuatro analistas encuestados por Bloomberg durante esta semana, todos inclinan la balanza a que el Banxico reducirá su tasa de interés en 25 puntos base.

La moneda nacional se apreció durante el día 0.01 por ciento, que lo ubican en el mercado al mayoreo en 19.4544 unidades por dólar.

No obstante, durante la semana perdió 0.25 por ciento, en un periodo que se caracterizó por movimientos marginales en el tipo de cambio.

La caída semanal del peso obedeció a la fortaleza del ‘billete verde’ en el mercado internacional, ya que el índice dólar escaló 0.28 por ciento, su primer ganancia en tres semanas, después de que la Reserva Federal inyectara liquidez al mercado durante cuatro días consecutivos.

De acuerdo con datos del Banco Central mexicano, el cierre del dólar interbancario se ubicó 19.4575 unidades.

En ventanilla bancaria, el dólar se vende en 19.75 unidades, cifra 5 centavos por arriba a la reportada el jueves como cierre por Citibanamex.

Durante la sesión, destacó la retórica relacionada a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El presidente Donald Trump dijo durante una conferencia de prensa que desea un pacto comercial completo con China antes de las elecciones y que las principales diferencias se enfocan en los temas de propiedad intelectual.

Asimismo, trascendió que una delegación china regresaba a casa antes de tiempo.

Se espera que las negociaciones comerciales continúen durante la siguiente semana, para que, en octubre, tengan lugar pláticas de alto nivel entre ambas naciones.

Por separado, miembros de la Fed exacerbaron sus preocupaciones sobre las implicaciones de la guerra comercial mencionando temores que podrían repercutir en el consumo de los estadounidenses.

En la semana, el peso fue la décima moneda con el peor desempeño entre las divisas más operadas, solo por detrás el rand sudafricano, el dólar neozelandés, el real brasileño y el dólar australiano.

En el mercado energético, los precios del petróleo borraron gran parte de las ganancias del día, después de que las preocupaciones entorno a Arabia Saudita para cumplir sus compromisos de suministro se relajaron.

El WTI retrocedió 0.07 por ciento, a los 58.09 dólares por barril y el Brent registro una ganancia marginal de 0.11 por ciento, a los 64.50 dólares por barril.

Durante la sesión expiraron los contratos de futuros y opciones sobre acciones e índices, lo que generó un mayor volumen de operación y volatilidad en el mercado.

Publicidad