Los trabajadores de McDonald’s, encabezados por mujeres latinas, hicieron paros este miércoles en varias ciudades reclamando un salario mínimo de 15 dólares por hora, cuando la empresa padece dificultades para encontrar nuevos empleados.

Según los organizadores, las protestas un día antes de que la multinacional realice su asamblea anual de accionistas, se extendieron a Los Ángeles, Oakland, San Francisco, Miami, Tampa, Orlando, Chicago, Detroit, Flint, Kansas City, St. Louis, Raleigh-Durham, Fayettevile, Houston y Milwaukee.

También se realizó una protesta frente a la sede principal de McDonald’s en Chicago (Illinois), mientras, como consecuencia de la pandemia de la covid-19, que incrementó la demanda en los restaurantes de comidas rápidas y la oferta de empleos en todo el país, la empresa encara problemas para atraer personal.

Te puede interesar: Publican reforma donde Pemex recupera poder monopólico en hidrocarburos

Los empleados de McDonald’s han estado movilizándose por el sueldo mínimo de 15 dólares y el derecho a organizarse en gremios desde 2012.

En numerosas partes del país los restaurantes McDonald’s ofrecen un bono de hasta 500 dólares para los empleados nuevos, y Blake Casper, dueño de 60 franquicias en el área de Tampa (Florida) ha ofrecido 50 dólares tan sólo para que los interesados en trabajar se presenten a la entrevista.

Con el sueldo federal mínimo actual de 7.25 dólares la hora, el salario promedio de un empleado de McDonald’s a tiempo completo, antes del pago de impuestos, es de 13,920 dólares anuales.

McDonald’s anunció recientemente un aumento de sueldos en los restaurantes de su propiedad, llevando a 11 dólares la hora la remuneración para los empleados nuevos, y a 15 dólares la de los gerentes de turno, un aumento promedio del 10 % para su personal.

Publicidad