La confianza de los consumidores mexicanos en marzo se deterioró considerablemente en medio de la propagación mundial del coronavirus, lo cual se reflejó en los resultados del Indicador de Confianza del Consumidor, publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el tercer mes del año, la confianza del consumidor disminuyó 4.4 puntos en comparación anual, para hilar cuatro meses de caídas; pero, se mantiene por arriba de 40 puntos en 42.6.

El consenso de analistas esperaba una caída hasta 39.9 puntos

“El indicador mostró una caída menor de lo que esperábamos dada la reciente volatilidad y el aumento de la incertidumbre interna y externa, lo que redujo drásticamente el tipo de cambio y aumentó la debilidad constante en el mercado laboral y la economía  (…) En general, el índice ha sido relativamente resistente en los últimos meses, pero creemos que eso cambiará pronto”, señaló Andrés Abadía, senior international economist de Pantheon Macroeconomics.

Agregó que la incertidumbre creada por el coronavirus, la interrupción de los negocios como resultados del brote y la debilidad económica empujarán la confianza a un mínimo cíclico pronto.

“El crecimiento del crédito ya se está desacelerando, las remesas comenzarán a caer rápidamente y el mercado laboral se verá sometido a una fuerte presión. Además, los índices de aprobación de AMLO estaban en caída libre antes del virus, debido a su incapacidad para detener el crimen, y mucho menos revivir la economía. La economía mexicana sufrirá drásticamente en los próximos meses y el sentimiento de los consumidores disminuirá aún más”.

La confianza del consumidor se mantiene alta desde julio del 2018, cuando Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia. Desde ese mes, el indicador empezó a aumentar hasta llegar, en febrero del 2019, a su nivel más alto del que se tiene registro, de 48.6 puntos.

“Esperamos una caída importante en la confianza del consumidor en los próximos meses. Pero es importante advertir que el Inegi dejará de realizar entrevistas cara a cara en viviendas debido a la pandemia. Por lo tanto, las cifras, al menos para abril, no estarán disponibles”, refirieron por su parte analistas de Banorte.

En días pasados, el Inegi, dio a conocer que para seguir las medidas de distanciamiento social y cuidar a sus encuestadores postergará hasta nuevo aviso la Encuesta Nacional de Confianza del Consumidor.

En su comparación mensual, el Indicador de Confianza del Consumidor retrocedió 1.2 puntos.

Caída generalizada

Al interior del reporte, elaborado de manera conjunta con el Banco de México (Banxico), se observa que los cinco componentes del indicador registraron caídas en marzo. Destacó el pesimismo para la situación económica del país esperada.

“La coyuntura actual ha generado un repunte en la incertidumbre, lo que ha impactado en la dinámica del indicador, mismo que había mostrado relativa fortaleza a pesar de la limitada actividad económica y la desaceleración en el ritmo de creación de empleos formales, entre otros factores”, refirió Banorte.

En este sentido, el componente que se refiere a la situación futura del país retrocedió 11.1 puntos en comparación con marzo del 2019. Le siguió la situación económica esperada para el hogar en 12 meses, con una disminución de 4.5 puntos.

Respecto a la situación económica actual del país, la confianza disminuyó en 4.2 puntos, mientras que las posibilidades para realizar compras se vieron deterioradas en 1.5 puntos.

Publicidad