Iris Velázquez

Por complicaciones económicas, principalmente, acarreadas por la pandemia, unos 370 mil alumnos fueron sacados de colegios por sus padres para inscribirlos en escuelas públicas.

Aunque la autoridad educativa no ha dado cifras al respecto, algunas instituciones han realizado ejercicios que arrojan esos datos.

Uno de los más recientes es el realizado por la Ibero, el ITESO y la Confederación Nacional de Escuelas Privadas que, a través de 333 encuestas a directores y coordinadores, estimaron que 18.4 por ciento de alumnos dejaron las escuelas privadas.

Si este porcentaje se extrapolara a nivel nacional, tomando en cuenta que el total de alumnos inscritos para el ciclo 2019-2020 (los últimos que se tienen registrados) es de 7 millones 367 mil 98 alumnos, los estudiantes perdidos por los colegios sería de 1 millón 355 mil 546.

Cerca del 27 por ciento de los alumnos que dejaron las escuelas privadas reportaron a sus directores que buscarían continuar sus estudios en una pública, lo que da el número de 369 mil 694.

El resto buscó otras escuelas privadas de igual o menor costo, dejaron de estudiar o recurrieron al homeschooling, una alternativa para continuar con el aprendizaje en casa, de forma independiente, sin seguir el modelo escolarizado.

Publicidad